Maine Coon, origen, cuidados y personalidad

La Maine Coon es una de las razas de gatos favoritas en todo el mundo, estos felinos se destacan por ser inteligentes, su buen carácter, fortaleza y naturalidad.

Esta raza se considera como de la más grande de todas, cuentan con un cuerpo muy fuerte y unas patas muy sólidas, poseen un hocico cuadrado y unas grandes orejas que se mantienen bien erguidas.

Estos gatos grandes tienen un pelaje largo y grueso, en la parte inferior cuentan con un manto cubierto por bastante pelo, el cual es impermeable y muy brillante, en cambio es más corto el pelo en la cabeza, el cuello y el torso, y mientras va bajando por el lomo, los costados y la cola va aumentando de longitud.

El pelo que se encuentra en el vientre y las patas traseras es muy abundante, en la cola el pelo es más largo y suelto.

En la punta de las orejas tienen mechones, de igual manera las zarpas cuentan con unos mechones en formas de raquetas de nieve, los ojos de estos felinos pueden ser verdes, dorados o cobrizos.

Origen del Maine Coon

Esta raza se dice tiene su origen en los Estados Unidos, específicamente en el estado de Maine de ahí su nombre.

Aunque hay varias historias sobre su origen, una de estas historias es la que nos dice que esta raza viene de un cruce entre un gato y un mapache, aunque esto es algo biológicamente imposible.

Otra historia sobre el origen de esta raza, es que, al no estar tan claro, algunos expertos han indicado que todo inició en Nueva Inglaterra, donde los europeos que venían en sus navíos llegaron a América, en estos viajes llegaron también los gatos, quienes se escaparon buscando refugios en los alrededores.

Los ancestros de esta raza llegaron al estado de Maine, contaban con el pelo largo, esos gatos se aparearon con los gatos de pelo corto de la localidad.

El cruce de estas razas dio como resultado unos gatos grandes y fuertes, de pelo semilargo y con unas colas que tenían forma de cepillo, lo cual hacia recordar a los mapaches.

Las personas de Maine se sienten muy orgullosas de sus gatos, ya que están convencidos de que esta es una raza muy inteligente, más rápida, más fuerte y mucho mejor que otras razas.

Desde el siglo XVIII los habitantes de Maine en sus fiestas rurales empezaron a comparar a sus gatos entre todos.

Al pasar los años los descendientes de estos felinos se adaptaron a las condiciones de Norteamérica, siendo más grandes, con una estructura ósea fuerte, entre otros más factores.

Dichos felinos se emparejaron con gatos de distinta raza que venían de diferentes lugares, esto les hizo que alcanzarán la fama en las exposiciones felinas en el siglo XIX.

Rasgos físicos

Los Maine Coon pesan entre los 6 y 8 kg, en donde las hembras no pasan de los 5kg, tienen un cuerpo musculoso y poseen un pecho ancho, su cuerpo además es alargado y tiene forma rectangular.

Las patas están bien proporcionadas son de una longitud media, se encuentran lo suficientemente separadas, son fuertes y musculosas, la polidactilia es un rasgo muy común en esta raza.

Las patas son grandes de forma redonda, además están llenas de mechones de pelo, en algunos gatos dichos mechones pueden llegar sobresalir hasta más de 2cm entre los dedos, la cola por lo general es tan larga como el cuerpo.

Los Maine Coon desarrollaron pelajes densos y gruesos, pero son muy sedosos, esto les ayudaría a poder soportar los fuertes inviernos.

Algo muy interesante sobre el pelaje de esta raza es que es greñudo, va más largo por el abdomen y en la parte trasera de las patas.

Sin embargo, es más corto por los hombros. La cabeza de estos gatos es grande tienen orejas altas, se puede observar una pequeña hendidura debajo de los ojos.

Los Maine Coon tienen una apariencia muy poderosa, como la de un gran felino, en sus orejas tienen unos pelos que sobresalen en las puntas con forma de pincel que recuerdan a las de un lince.

Posee un físico muy llamativo y una presencia muy imponente, esto lo hace un gato único en su especie.

Personalidad

Esta raza se caracteriza por ser muy amigable y sociable, si es el único gato que está en casa requerirá de mucha atención por parte de sus dueños.

Son animales muy afables y pueden compartir tranquilamente con otras mascotas, son las mejores razas de gatos para niños, aman estar con sus dueños.

Los Maine Coon son muy dulces, juguetones y amigables, están muy a gusto con la compañía de las personas, son excelentes mascotas.

Estos animales aman el juego, pueden jugar con todas las personas miembros de la familia, por lo que es un gato más grande y pesado de lo normal, es normal que pueda tirar las cosas sin querer.

Los Maine Coon son muy charlatanes, sus arrullos y maullidos los escucharás todo el día. Estos se adaptan fácilmente a la vida interior, por eso son animales perfectos para quienes deben pasar varias horas fuera de casa.

Se puede adaptar fácilmente a cualquier espacio siempre y cuando tenga el espacio necesario para poder ejercitarse.

Los gatos pueden dormir al aire libre casi en cualquier lugar, están acostumbrados a estar en la intemperie, son muy felices cuando están afuera, ya que les gusta trepar, andar tranquilamente y jugar a la cacería.

Estos son animales muy inteligentes y encantadores, se les conoce por su encantador gorjeo que emiten cuando están contentos.

Salud

Esta raza Maine Coon puede ser una mascota increíble y además ser muy saludables, pero en algunas ocasiones al adoptar estos gatos de lugares en mal estado que no les brindan los cuidados necesarios.

Por eso es muy importante que al decidir adoptar estas lindas mascotas tengamos toda la documentación que nos indique toda la información necesaria.

Estos felinos tienen una expectativa de vida de 11 a 13 años, algunos ejemplares pueden llegar a vivir hasta los 15 años o más.

Es muy importante hacer un examen médico al año para determinar el estado de salud en el que se encuentra el animal, así asegurar que está en las mejores condiciones.

Los Maine Coon se ven afectados por las mismas enfermedades que pueden sufrir los demás gatos, tales como aquellas que afectan la salud bucodental.

Hay una serie de enfermedades hereditarias que tienden afectar más a los gatos, teniendo una incidencia especial en los Maine Coon.

Estas razas tienen una gran probabilidad de padecer una enfermedad llamada miocardiopatía hipertrófica la cual afecta a distintas razas de gatos, provocando insuficiencia cardiaca.

Además, también sufren de la atrofia muscular espinal, la cual se manifiesta como una debilidad muscular en el gato de 13 a 17 semanas de vida.

Es muy importante consultar al criador sobre estos temas antes de comprar, para que puedas estar informado de las dolencias y posibles enfermedades que puede llegar a padecer.

Se recomienda una vacunación regular y mantener un control antiparasitario. En cuanto a la reproducción solo es permitido el cruce entre la misma especie, teniendo en promedio 3 gatitos en cada camada.

Nutrición

Estos gatos peludos son animales carnívoros, por lo que deben obtener los nutrientes necesarios en todos los alimentos que comen.

Dichos nutrientes variarán dependiendo de la edad, la salud y el estilo de vida, ya sea el caso de un gato en crecimiento que tiene muchas energías necesita de una proporción de nutrientes distinta a la de un gato de edad más avanzada menos activo.

Todos los gatos son distintos, cada uno posee gustos únicos, aversiones y necesidades especiales.

Por este motivo es necesario brindarle alimentos de calidad como los de purina, además es importante darle la cantidad necesaria de alimentos para que pueda mantener su cuerpo en un estado ideal, siguiendo las indicaciones para atender dichas necesidades especiales en lo que respecta a las comidas secas y húmedas.

La comida del Maine Coon debe tener un control muy cuidadoso, ya que puede tornarse blanda o llegar a un peso muy excesivo si no se monitorea frecuentemente.

Los Maine Coon deben tener los espacios adecuados para que puedan correr, disponer de perchas y árboles para gatos, de manera que puedan hacer los ejercicios adecuados.

Hay varios factores que influyen en el riesgo de sufrir obesidad entre los cuales podemos mencionar, la edad, el entorno en el que se encuentra, la alimentación y el nivel de actividad física que realiza la mascota.

Mientras la actividad física que realice el gato sea la necesaria habrá un riesgo menor que haya sobrepeso, se recomienda tener un tazón interactivo para servirle la comida.

Aseo

Aun a pesar de la longitud de su pelaje, este gato sabe lidiar muy bien con su pelo, sin embargo, necesita de igual manera un acicalado frecuente para poder mantenerlo en las mejores condiciones.

Esta práctica puede ser sencilla si desde una temprana edad se le enseña lo divertido que puede ser.

Aunque pudiera decirse que por tener el pelo semilargo requiera de un cuidado mucho mayor, en realidad no es así, ya que solo tiene manto inferior y en la parte superior cuenta solamente con pelo semilargo, esto hace que la formación de nudos sea más difícil, por lo que solo se necesita cepillar el pelaje una vez por semana.

En cuanto al baño, se recomienda que uno solo al mes es suficiente para mantenerlo limpio y saludable, el agua debe estar aproximadamente a 36 o 38 grados centígrados.

De igual manera debes usar un champú especial para estos felinos, no es necesario usarlo cada vez que vayas a bañarlo.

La caída de pelo se puede ver más en algunas estaciones, por lo tanto, la longitud y el espesor del pelaje variará dependiendo del tiempo en que se encuentre.

Es importante tenerle un rascador de cualquier tipo, que le permita usarlo para que pueda divertirse y tenga la posibilidad de afilar sus uñas de manera natural, de manera que no se sienta incómodo.

Compra tu Maine Coon solo a criadores responsables

Los Maine Coon que son criados profesionales tienden a tener un precio más elevado, ya que tienen una crianza más cara, estos animales que son alimentados con las mejores comidas del mercado.

Estos gatos son criados normalmente como animales de exposición por lo que demandan una gran cantidad de cuidados y de atención.

Estos criadores se encargan también en invertir en el refugio para los Maine Coon, dándole un seguro y ofreciéndoles recursos para su aseo.

Por esta razón es que vale la pena comprar un Maine Coon más caro en vez de uno de menor precio, ya que es mejor pagar de más por un animal que ha sido criado con las mejores atenciones, que sufrir más adelante con un gato con problemas.

Precio de tu Gato Maine Coon

El precio de los gatos Maine Coon están en aproximadamente 750 y 800 euros como mínimo, es una de las razas más caras, ya que cuenta con un pelaje esponjoso y un tamaño poco común, por estas y otras razones más hacen que valga la pena gastar en esta linda mascota.

Hay varias cosas que hay que tener en cuenta al momento de poner el precio para este gato como la edad y la salud, un animal que esté con buena salud, un cuerpo sano y cabello saludable tiende a costar más que uno que no esté tan sano.

Otra razón por la que son caros es que es una raza no muy común, es muy raro ver a uno de estos gatos.

Conclusiones

Los Maine Coon son gatos fuertes, anteriormente eran gatos que estaban acostumbrados a estar en el exterior, pero luego se convirtieron en animales de trabajo mantenían los roedores alejados de los graneros.

Su tamaño no parece real ya que sobrepasa al gato doméstico más conocido, por eso se le conoce como “el gigante del mundo felino”.

Esta raza de gatos grandes posee un aspecto rústico, el cual viene dado por su pelaje largo y denso. Aunque el origen de este animal no está muy claro, es conocido como la primera raza felina de Norteamérica.

Este gato tiene un corazón tan grande como el tamaño de su cuerpo, sin duda alguna es una mascota que nunca te hará sentir que estás solo.

Hoy en día se conoce a los Maine Coon como la tercera raza de gatos con mayor popularidad, son apreciados por todos por su gran inteligencia y por ser muy juguetones, son muy sociables, por eso se ha ganado el apodo de “el gigante gentil”, se le conoce por tener ciertas características de perro.

Los Maine Coon gozan de una imponente apariencia, donde hacen una mezcla perfectamente de la dulzura y lo salvaje, es una gran mascota que siempre está dispuesto a jugar y demostrar todo ese amor que tienen en ellos, sencillamente no puedes no amarlos.

La primera gran competencia de gatos que se realizó en el mundo fue ganada por esta raza en el año 1895 en la ciudad Nueva York.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)