Gatos y roedores juntos

Rate this post

Para quienes viven enamorados de los gatos, también les encanta cualquier tipo de animales. Hay gran variedad de animales domésticos, que mantenerlos juntos es un gran reto. Por ejemplo, que socialicen dos gatos resulta ser complicado. Ahora bien, tener gatos y roedores podría ser posible.

Si te preocupa tener a gatos y roedores como hámster, conejo, cuy, entre otros. Hay muchas personas que tienen diferentes mascotas que se convierten en grandes amigos. Es posible que animales de otras especies no tengan una gran amistad, pero llega aceptarse.

Sin embargo, nada es imposible para quienes aman los gatos, puedan amparar más animales. De igual manera, es posible que suceda lo contario, hay cobayas, conejos o ratones y desean adoptar gatos.

En estado doméstico los gatos se muestran más pacientes y dóciles, no se vuelven agresivos porque no deben luchar por su alimento.

A pesar de ello, hay que tener precaución cuando el felino está junto a pequeñas mascotas. Esto se debe a que son diferentes y las reacciones del gato son instintivas, también, varía de acuerdo al tamaño y energía de la otra mascota. 

¿Los gatos y roedores se llevarán bien?

Existen evidencias divertidas donde hay un conejo y un gato jugando y en el ámbito doméstico sin problemas.

Estas señales son una prueba de que los gatos y otros animales pequeños llegan a convertirse en compañeros de juego. Sin embargo, muchos se preguntan si esto todavía sea realmente posible.

Para ello hay que ser realista si estás en planes en tener gatos y roedores como compañeros. La amistad entre animales de distintas especies es posible, pero son infrecuentes.

Aunque, estos animales demuestren que son amigables, no des por hecho, ya que si son roedores es posible que le tengan miedo al felino.

De acuerdo al tamaño del gato se especializan en presas pequeñas. Si bien, la rata o ratones son presa natural, pueden ocasionar heridas fuertes al conejo o cobaya.

Aunque la mordedura de un conejo les causa dolor, pues lo común sea que el gato agreda al pequeño.

A pesar de que estos animales se lleven bien, no hay que confiarse que su instinto se active, ya que no hay exactitud si el felino se revele. 

¿Cuáles son los requerimientos para tener gatos y roedores juntos?

Si has decidido en tener gatos y roedores juntos en casa, es importante contar con algunas consideraciones para que sean buenos amigos.

Para crear una buena amistad entre las diferentes especies, estos animales y su carácter deben acoplarse muy bien.

Un buen punto es que estos animales estén juntos desde muy jóvenes. No obstante, los gatos cuentan con experiencia limitada.

Es más común que un felino pequeño y tranquilo, que jamás hayan cazado o se hayan alimentado de animales vivos, acepte con facilidad a un conejo o cuy como amigo que un gato callejero que haya cazado ratones.

El genio del gato suele ser más agresivo y fuerte, es por ello que debe estar muy equilibrado para llevarse bien con otro animal pequeño.

Un felino con más temperamento e instinto cazador tiene gran probabilidad de considerar a un roedor como presa y, es posible que ocurran accidentes involuntarios.

El tamaño es un factor a tener en cuenta, ya que un ratón o canario no es adecuado como compañero del gato.

En cambio, un conejo de orejas grandes pesa más que el gato doméstico y no se considera como una presa.

A pesar de lo antes mencionado hay que estar pendiente. No se garantiza que se imponga el instinto cazador del gato. Las uñas afiladas del gato pueden herir considerablemente a un gran conejo

Consejos para que gatos y roedores estén juntos

Además de tener en cuenta los requerimientos mencionados anteriormente. A continuación, te mostramos unos pequeños consejos para qué sepas como actuar con gatos y roedores juntos:

Mantener la seguridad entre gatos y roedores

A pesar que no existen contradicciones en que gatos y roedores estén juntos, hay que tener en cuenta su seguridad.

Es necesario observar el entorno, el ambiente donde estará el gato y los roedores para saber si es probable que el gato no esté solo con el animal pequeño.

Algunos roedores pasan mayor parte del día en la jaula. Por supuesto, se recomienda que conejos y cobayas puedan salir, pero con supervisión.

Por ejemplo, si los pequeños animales están solos, es ideal mantener encerrado al gato en otro lugar.

Esto es muy importante para la seguridad entre los animales y, también, es primordial que exista organización si hay gatos y roedores juntos.

La aceptación, un paso importante

La aceptación es un paso muy importante entre las especies diferentes de animales que hay en casa. El gato no debe considerar a un pequeño animal como presa y si tu roedor no tiene pánico al felino sería de gran ayuda.

Un buen ejemplo para el gato eres tú, todo es como tratas al roedor, con respeto es lo principal. Hay que tener mucho cuidado en no activar el instinto cazador del gato usando un hámster o una rata para que se mueva.

Es oportuno que el gato observe cómo limpias la jaula del roedor y si le das caricias es mucho mejor. Esto no debe llevar a ninguna competencia, así que hazlo con sutileza.

Es buena idea que sostengas a tu gato en brazos en frente de la jaula del conejo, cuy, hámster o ratón, para acariciarlo.

Es una manera de que ambos animales se acostumbren a cierta distancia con seguridad. Mantén la calma si observas que tu felino está atento a cada movimiento de este animal pequeño.

Los gatos disfrutan muchísimo observando a pequeños roedores en jaulas y acuarios. Esto no significa que se vuelvan agresivos.

Los gatos y roedores juntos, socializan

Al referirnos de la socialización entre gatos y roedores la expectación es distinta a cuando dos gatos se acostumbran. Lo que es importante es que el gato logre aceptar que el roedor no es una presa.

La seguridad es lo primero, es decir, el roedor debe permanecer en la jaula o cerca de ti. También, el uso de un arnés para gatos es de gran ayuda, pero no limita a que haya accidentes.

Para que socialicen, se deben acostumbrar ambos animales con el olor del otro. Para conseguirlo lo frotas con paños o mantas y colocarlos en el lugar del otro animal.

Es una forma para que se acostumbren poco a poco al olor del gato y al contrario. Al principio, el roedor se asustará con el olor del gato, por lo que el contacto no se debe forzar.

¿Cómo debe ser el primer contacto entre gatos y roedores?

Una vez que los gatos y roedores se hayan conocido con limites por medio de la jaula. Es posible que hayas observado el comportamiento del felino estando cerca de la jaula. También, que haya saltado para intentar alcanzar la presa con su pata. En cambio, haya estado muy tranquilo observando al otro animal.

Si el gato tiene algún comportamiento agresivo por su instinto es una señal que el contacto directo entre ambos se evite.

Siempre será posible integrar al gato y roedor sean parte de tu familia. Para ello hay que evitar el contacto directo. Para ello, deja al roedor en la jaula si el gato está cerca y cierra la puerta de la jaula si no te encuentras en casa.

En cambio, si todo sale muy bien y tu gato está calmado viendo al roedor sin instinto de cazador, podrás ponerlos en contacto directo.

Es esencial evitar lesiones, para ello tu sentido común debe estar activo. Puesto que quienes socializan son cazadores y presas por naturaleza.

¿Qué hacer después del primer contacto entre gatos y roedores?

Si el primer contacto ha sido exitoso, es una gran señal. Si el gato y el roedor se olfatean con calma es un gran comienzo, pero no es nada certero. Si lo supervisas esto se puede repetir este contacto cuando ambos estén acostumbrados al otro.

Aunque, es esencial no dejarlos solos si los animales son del mismo peso y tamaño. Por naturaleza, los animales se dejan llevar por su intuición y es más sencillo que haya encontronazos que dejan graves heridas.

¿Qué hacer si no es posible que gatos y roedores estén juntos?

Si estos animales no logran ser amigos no debes sentirte decepcionado. Ya que como cultura general la amistad entre ellos es poco probable. Por tanto, la satisfacción está que se acepten y que el gato no abra la jaula del hámster.

Hay que tener presente que si esto no funciona será imposible que estos animales estén por separado. Entonces, debes tomar la mejor decisión, ser justo con ambos animales y buscar otras alternativas.

Si está a tu alcance, busca un espacio más amplio con un recinto al aire libre para el roedor y un jardín para el gato. También, entretener al gato o buscar un hogar nuevo para alguno de los animales.

Conoce la convivencia entre gatos y roedores

A continuación, conoce si es posible la convivencia entre gatos y roedores:

Convivencia entre gato y hámster

Esta convivencia no es muy recomendada. Estos roedores pequeños son rápidos, por ello, los gatos lo verán como un entretenimiento para zarandear o meterse en la boca.

En cambio, hay momentos en que los hámsteres y gatos tienen buena convivencia. A pesar de esto es esencial evitar la relación entre especies tan distintas.

Convivencia entre gato y cobaya

La relación entre un gato y cobaya puede ser buena, en relación con otros tipos de roedores.

Esta convivencia es muy cómoda, ya que el cobaya es un poco más grande y no lo ven como un juguete. Este roedor es muy similar al gato, pues es muy curioso y algo cariñoso.

Si pretendes tener al cobaya suelto durante el día, es ideal controlar que no se meta con la comida del gato. Además, que el gato sea muy amable con él.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)