Razas de Gatos Tranquilos

Rate this post

Así como en todas las razas de animales e inclusive de las personas, existen características que las acompañan a lo largo de su existencia, hoy nos vamos a referir a las razas de gatos tranquilos, como una de las características más resaltantes.

Debemos sin embargo acotar que hay que estar alerta porque esta característica de tranquilidad puede atender a cualquier otro aspecto, que no sea de su propia naturaleza, como por ejemplo el hecho de que estos mininos puedan estar enfermos.

No obstante, otra de las características de la mayoría de las razas de gatos, es que son perezosos y les encanta dormir durante el día, obviamente mientras están durmiendo, estarán tranquilos

El Top 13 de los gatos más tranquilos

Ahora vamos a ver en este artículo de hoy, las razas de gatos que suelen ser menos inquietos que los demás.

En este caso, no tiene nada que ver ni el color de su pelaje, ni el color de sus ojos, contextura o forma de sus orejas. Veamos cada raza por separado:

Abisinio

El gato abisinio, es un ejemplar muy elegante, de cuerpo bien fornido y musculoso, buen peso, que en algunas ocasiones puede llegar hasta los 7 kilos, y los 26 centímetros de altura o un poco más, patas largas, orejas largas y erectas, cráneo cuneiforme y redondeado.

Su frente es como abombada, pero presenta un suave perfil que dulcifica sus facciones en general.

Algunas personas sostienen que esta mascota, es excepcionalmente particular por su belleza, tanto por su porte y prestancia como por el hermoso color de su pelaje corto y muy suave al tacto.

Un dato curioso de su pelaje es que puede tener dos o tres tonos diferentes en cada pelo, alternativamente, pero siempre terminando en una tonalidad oscura en la punta. Siempre su colorido pareciera salvaje, entre negro y marrón con algunas betas en melocotón.

Su pelaje puede presentar tonos como el gris azulado, el plata, el chocolate y el beige. Su cola es bien tupida y bastante larga. Entre sus cuidados debemos incluir el cepillado una vez por semana para remover los pelos muertos, y evitar que se los traguen al lamerse.

Se reproduce en camadas que no suelen pasar de cuatro o cinco gatitos por vez, y con unas esperanzas de no más de 13 años de vida.

Entre las enfermedades más comunes que lo acompañan, podemos citar la insuficiencia renal y las hernias umbilicales, así como las fracturas frecuentes de sus huesitos.

Su alimentación debe ser balanceada y cuidar la ingesta de proteínas porque es un gato muy activo, como es propenso a enfermedades renales, se les debe proporcionar suficiente líquido durante el día manteniendo siempre limpio el recipiente de sus alimentos.

Origen del gato Abisinio

La raza de gatos a la que nos estamos refiriendo, en este caso los abisinios, tienen un origen un tanto dudoso, se sabe que llegaron a Inglaterra con los soldados que regresaron de la guerra anglo-abisina, más eso fue por los años de 1960.

Su verdadero origen se estima que es de Etiopía, otros sostienen que, en Egipto, pero en todo caso son de origen africano. Más fue Harrison Fair, el presidente del club internacional de gatos de Inglaterra, quien les dio el estándar y categoría de “Raza”, como tal.

Supuestamente estos gatos se la pasaban merodeando por los grandes templos, antes de ser domesticados, por ello se le ve con cierto grado de misticismo y se les asocia con lo divino y con los dioses.

Características del gato Abisinio

Es un gato bastante tranquilo, y sin embargo es enérgico, le encanta estar siempre cerca de su amo, y de alguna manera participar en sus actividades, aunque sea siguiéndolo con la mirada.

Se puede tipificar entre las razas, como la de un gato inteligente, además es juguetón, pero tiene sus ratos en que se muestra bastante recatado y necesita su propio espacio para yacer con tranquilidad y sin ser molestado por los chiquillos de la casa.

A este travieso minino abisinio, le encantan las cortinas para envolverse en éstas, y también otros objetos de adornos, en este particular quizá recuerden por memoria genética sus andanzas ancestrales por los templos.

Otra de sus características, es que es muy limpio y escrupuloso, también es temeroso cuando se encuentra solo, por ello, no se debe dejar salir de casa, muchas veces se pierden porque son tímidos.

El gato Birmano, un dormilón

El gato birmano es un ejemplar de pelo semi largo en el cuerpo y largo en su cola, con zonas más oscuras en las puntas de las patas, la cola y las orejas.

Su cuerpo es un poco rechoncho debido a sus cortas extremidades, son de ojos azul zafiro intenso y sus zarpas siempre son blancas.

El cráneo de esta raza de gatos es redondeado, pero a la vez desde un ángulo, luce un poco puntiagudo, causando un aspecto de agradable fineza y distinción.

La contextura de su cuerpo es fuerte y además bastante alargada, y su peso puede alcanzar los 7 kilos.

El precio estimado de un gato Sagrado de birmana no baja de los 800 euros, pudiendo llegar hasta los 1500 €, todo depende de sus criadores y del pedigrí que los acompañe a la hora de la negociación.

Obviamente que la edad del gato y el sexo, son determinantes a la hora de fijar un precio justo.

Esta raza de gatos es considerada por los más entendidos en esta materia, como una de las razas más interesantes y de las que ha ganado mayor número de concursos felinos.

Entre las características que definitivamente deben estar en su pedigrí, son sus intensos ojos azules y sus patitas blancas como la nieve.

Origen del gato Birmano

El origen de este catito es por supuesto de Birmania, lo acompaña una hermosa leyenda sobre su epíteto de “Sagrado”, ya que según esto su más remoto antepasado vivió en un templo en compañía de un sacerdote.

Este sacerdote fue asesinado mientras estaba en compañía de su mascota y desde entonces tomó ese color azul zafiro de sus ojos y la blancura de sus zarpas.

Esta raza de gatos sagrados llegó a Europa, específicamente a Francia en el año de 1916, pero fue en el año 1925 cuando se le reconoció como una raza, durante la segunda guerra mundial, se extinguió totalmente con excepción de un macho y una hembra.

Fue a partir de esta pareja, que se recomenzó la procura de crías para salvar la especie, lo que se logró con bastante éxito y rapidez.

Características del birmano

Estos gatitos son muy obedientes, son cariñosos y fáciles de adaptarse a cualquier tipo de ambiente.

Se adaptan también a la convivencia con otro tipo de mascotas y como son un poco sedentarios, se deben incentivar al juego para que se ejerciten.

El gato American Shorthair, la tranquilidad en gato

Tal como su nombre lo indica, son gatos de pelo corto y grueso, áspero al tacto, y en colores bastante variados, desde el blanco puro, hasta el negro o bicolor, pasando por varias tonalidades de café, crema, champán y chinchilla.

Esta raza es de cuerpo firme de patas de mediana longitud y garras redondeadas, de cola no tan larga y puntiaguda.

Es cachetón y de cabeza grande, orejas redondeadas y nariz un tanto recta, ojos grandones y almendrados, que se pueden presentar en varias tonalidades de colores, entre el dorado, el azul y el verde.

Origen del American Shorthair

Ésta raza de gatos es originaria de Europa, llegando después a Los Estados Unidos, donde se le bautizó con el nombre de “American Shorthair”, o sea “Americano de pelo corto”, desde el año 1966.

Características del Shorthair

Estos felinos son muy buenos cazadores de ratones y otras alimañas, de hecho, hasta son capaces de enfrentarse a los reptiles. Sin embargo, en su estado natural, son bastante tranquilos.

El gato Somalí, el más sociable

El gato somalí es bastante estilizado, con cuerpo y patas largas, su cabeza es ligeramente triangular y la frente un tanto abombada.

Son de pelaje largo, y presentan más o menos una variedad de 28 colores diferentes. El color más común es el dorado pardo, con algo de negro y melocotón.

Origen del Somalí

Estos gatos son oriundos de Estados Unidos, aunque su nombre se lo deben a Somalia. Esta especie felina es pariente cercano de los abisinios

Características del Somalí

Esta raza de gatos es de especímenes muy sociales, son bastante activos y esto los ayuda a mantener su peso. Es por esta característica, que deben contar con suficiente espacio para sus acrobacias.

El somalí no es un gato común, por eso su costo es elevado, y puede llegar a valer hasta 1000 euros.

Les encanta alternar con otras mascotas, aunque no sean de su misma especie, y también con los humanos.

El gato Main coon, un gato grande y sosegado

El Main coon es un gato grande, de cara cuadrada, pecho ancho y orejas de tamaño muy regular y generalmente puntiagudas

Es de osamenta dura y son bien musculosos, de elegante porte y pisada segura.

Origen del Main coon

Esta raza de gatos es originaria de Estados Unidos, provienen del cruce de gatos autóctonos y semi salvajes con angoras. Por ese origen de cruce con Angora, el Main Coon, es un gato que suelta poco pelo.

Características del Main coon

Es dulce y muy cariñoso, fácil de adaptarse en ambientes nuevos, le encanta correr y hacer ruido, pero a pesar de su apariencia de grandulón, es tierno como un cordero.

Es exigente con la atención que le deben sus criadores y además un poco celoso y absorbente, quiere participar en todos los quehaceres de sus amos, haciendo acto de presencia.

Británico de pelo corto

Es una raza de gatos grandes que son bastante gruesos redondeados y fornidos; entre sus características se destacan que tiene muchos contornos redondeados como la cara, las mejillas, los ojos, las orejas y la cabeza.

Tienen el pelaje corto y denso y en el invierno tiende a ser más largo e incluso un poco más grueso, cuentan con más de 100 combinaciones diferentes de colores. Son tranquilos y bastante dóciles para tener en casa.

Son gatos grandes, curiosos y juguetones, bastante amigables y cariñosos con los humanos y con otros animales; son muy independientes y silenciosos que requieren de espacio al aire libre, son alérgicos y deben asearse por lo menos 1 vez por semana.

Ragdoll

También conocidos como “muñeca de trapo” son una raza tranquila, su nombre proviene a que cada vez que agarras este felino se relaja de tal manera, que pareciera que tuvieras en la mano una muñeca de trapo.

Son gatos grandes, fuertes e imponentes que tienen machas muy características, además de ser relajados y tranquilos.

Su cabeza es ancha y tiene amplio espacio entre las orejas, sus ojos son grandes y azules intensos; el pelaje es sedoso y muy densos, se encuentran en patrones de 4 colores e incluso algunos presentas manchas blancas.

No son gatos muy juguetones, pues se la pasan la mayor parte del tiempo durmiendo o tumbados, muy relajados, posiblemente sean los más tranquilos comparándolos con las demás razas; son gatos inteligentes a los cuales es muy fácil enseñarles trucos y se pueden adiestrar sin ningún problema.

Azul ruso

azul ruso

Felino de tamaño mediano a grande que poseen mucha elegancia y tienen patas largas y delgadas, sus mejillas son pronunciadas, grandes orejas y caminan como si lo hicieran en puntillas.

Tienen intensos ojos verdes almendrados y separados, con pelaje doble, corto, fino y muy suave. Sus ejemplares son azul ruso, pero también se encuentran algunos negros y blancos.

Son gatos bastante tranquilos pues tienden a ser tímidos y reservados, van muy despacio en sus relaciones con las personas y les gusta pasar desapercibidos por lo que no son muy ruidosos.

Son fieles a sus dueños y tiene especial apego con algún miembro particular de la familia. Son amigables, curiosos y juguetones; en ocasiones son bastante precavidos y les encanta jugar con juguetes, saltar, correr y trepar.

Gato bengalí

Son gatos muy seguros que muestran confianza además de ser listos, agiles y cariñosos. La musculatura de un gato bengalí se asemeja a los gatos salvajes, tanto los machos como las hembras pueden llegar a pesar más de 5 kilos; son gatos grandes y gruesos con cabeza grande en forma triangular y con moteado marrón.

A pesar de su apariencia de gato salvaje, es una raza muy dulce y cariñosa que se apega mucho a las personas.

Son muy ágiles por lo que necesitan espacio para correr, saltar y retozar; la mayoría del tiempo están vigilantes y son gatos muy curiosos, son fáciles de asear y disfrutan hacerlo. Son gatos inteligentes, cariñosos, juguetones, pacíficos y emiten sonidos bastante curiosos.

Gato Persa

Son gatos de tamaño mediano y de huesos robustos con gran cantidad de pelaje, su aspecto es diferente pues tienen el cuerpo corto pero grueso, orejas pequeñas, cabeza redonda, las patas y el cuello gruesas y sus ojos son redondos y grandes. Su pelaje es denso, grueso y largo, lo que lo hace ver más voluminoso.

Son gatos tranquilos ya que son muy pacientes, sociales y profundamente independientes, es muy raro ver un gato persa siguiendo a un humano por la casa.

La mayor parte del día se encuentran tumbados descansando sin hacer ningún tipo de ruido. Son ideales para los hogares y es una de las mejores razas de gatos para niños.

Siamés

Son gatos de tamaño mediano de cabeza triangular alargada, orejas altas, nariz larga y recta y patas esbeltas.

Sus ojos son almendrados verdes o azules brillantes y tiene una cola larga y rematada en punta. Son gatos de pelo corto, brillante, adherido al cuerpo y su color es más oscuro en las extremidades.

La fama de los siameses siempre ha sido de solitarios e independientes, sin embargo, son gatos muy tranquilos y bastante dóciles, son felinos que siempre quieren que les presten atención, por ello es muy común que se suban en el regazo de las personas que viven con él.

Son gatos inteligentes y fáciles de adiestrar, se comunican mediante maullidos y cuando no les prestas atención inmediata se cansan y se tumban en el suelo a descansar.

Manx

Se asemejan mucho a los británicos pues es un gato de pelo corto salvo por la cola, tiene un cuerpo firme y compacto de pecho ancho y lomo corto; sus patas son cortas y fuertes; son de tamaño mediano y pueden parecer más grandes de lo que realmente son.

La cabeza es redondeada al igual que sus ojos, normalmente non tiene cola, aunque algunos tienen un pequeño cabo.

Su pelaje es corto, de doble capa grueso y bastante denso. Estos gatos son originarios de las islas británicas, específicamente de la isla de Man, son gatos juguetones y saltarines, pero al mismo tiempo son equilibrados y tranquilos para tener en casa.

Se debe controlar su alimentación pues su apetito es increíble y pueden llegar a tener sobrepeso, les encanta correr y jugar y su forma de moverse es bastante peculiar, pues recuerda el movimiento de una bola de bolos cuando se ven corriendo.

Deben peinarse a diario para evitar que su pelo se enrede y para que siempre esté suave al tacto.

Británico de pelo corto

El British shorthair es una raza de gatos grandes que son bastante gruesos redondeados y fornidos; entre sus características se destacan que tiene muchos contornos redondeados como la cara, las mejillas, los ojos, las orejas y la cabeza.

Tienen el pelaje corto y denso y en el invierno tiende a ser más largo e incluso un poco más grueso, cuentan con más de 100 combinaciones diferentes de colores. Son tranquilos y bastante dóciles para tener en casa.

Son gatos grandes, curiosos y juguetones, bastante amigables y cariñosos con los humanos y con otros animales; son muy independientes y silenciosos, que requieren de espacio al aire libre, son alérgicos y deben asearse por lo menos 1 vez por semana.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)