Razas de gatos atigrados

Rate this post

Existen actualmente varias razas de gatos atigrados, por supuesto que todas estas se relacionan entre sí con características que les son afines, pero no dejan de tener algunas diferencias que las hacen más o menos atractivas, según el gusto de cada persona a la hora de hacer una elección para obtener una de estas preciosidades de mascotas.

Algunos son más cariñosos que otros y se dan más con los niños, otros son un poco retraídos y prefieren las caricias de un adulto mayor que no los va a espantar con un temblor en sus bigotes, algunos requieren mayor compañía y se entristecen si los dejan solos mientras el amo se va a trabajar a la calle. En fin, pide asesoría y gustosamente te la daremos…

¿Cómo son los gatos atigrados?

En los gatos atigrados, su pelaje es generalmente de color marrón tirando a verdoso, y sus ojos son casi invariablemente verdes, aunque en raras excepciones pueden ser dorados.

Algunos genetistas sostienen que esta raza de gatos es la más común que caracteriza a los gatos domésticos en Europa.

Estos gatos se reconocen porque tienen en su mayoría una especie de “M” en la frente, además estos gatos son bastante receptivos y les encanta ser atendidos por sus amos.

También se muestran agradecidos y las atenciones las pagan con muestras de cariño y ronroneos de pura satisfacción.

¿Cuántas razas de gatos atigrados conoces?

Pues en cuanto a razas propiamente dicho, se pueden citar al menos diez, pero recuerden que hay que saber diferenciar entre raza y variante, pues dentro de una misma raza, existen algunas variantes.

Vamos a ver en los próximos párrafos, algunas de estas variantes y como se pueden identificar fácilmente para reconocer cada especie dentro de su propia raza, según su pelo, su peso, su comportamiento y algunas otras señales como el tamaño de su cola y las variantes de su carácter y costumbres.

El gato bengalí, el gato leopardo

Esta raza de gatos, conocida también como gato leopardo, proviene de un cruce de gato asiático tipo leopardo con un gato doméstico estadounidense. El ancestro que le dio origen a esta especie de gatos es el Felis Bengalensis, y de allí se deriva su nomenclatura como especie gatuna.

Su precio puede oscilar entre los 1.000 y 2.500 euros en las ventas de mascotas, claro que todo va a depender de su edad en primera instancia, a menor edad, mayor rapidez de adaptación en un nuevo hogar y a las costumbres de la familia.

El valor del minino se puede tasar todavía más por la calidad del trabajo de cada cuidador, tanto al procurar su buena casta en la escogencia de los progenitores, como en los cuidados que se les proporcione desde su nacimiento.

Estos son gatos inteligentes, muy ágiles y de contextura fuerte, pelo corto y grueso, colores crema, verdosos, dorados y tirando a naranja en algunas ocasiones, hermosos e imponentes en su estampa.

El Mau egipcio, el más rápido de todos

Esta especie de gatos se destaca por su agilidad y destreza en sus movimientos, pasos seguros, audaz y muy atinada en sus objetivos.  Su origen, tal y como su nombre indica proviene del antiguo Egipto, y la palabra “Mau”, significa “gato“en este idioma.

Se caracterizan por ser gatos grandes, de muy buena musculatura y que, por su andar salvaje, se hacen respetar por otros animales, incluso por los canes que puedan convivir con ellos, sus eternos contendores.

Estos mininos tienen un promedio de vida que oscila entre los 14 y 18 años, los suficientes para hacerse inolvidables.

El Bobtail americano

Es una raza de gatos que por su aspecto es bastante singular y muy apreciado entre los amantes de los mininos. Tiene muy buen tamaño, sin ser de los más grandes, pero si es atlético y musculoso.

Su aparición y reconocimiento como raza, data de los años 1960 en Arizona, Estados Unidos y según conocedores de la genética felina, se debió a una mutación dominante, más es menester aclarar que esta raza no está ligada a la raza Bobtail japonesa, aunque físicamente presenten algunas semejanzas.

Estos gatos son de cola corta y demasiado inteligentes, son juguetones, cariñosos enérgicos y con una gran capacidad para adaptarse a un nuevo y dulce hogar

El gato común europeo

Tal como su nombre nos indica, es probablemente de origen europeo con descendencia africana salvaje, y es de los más comunes que se encuentran en las casas de familia, compartiendo su gatuna vida entre chicos y adultos.

Su valor se estima entre los 500 y 1.200 euros, esto depende del criador, su edad que, por supuesto, es determinante en el valor del felino, su linaje y su sexo.

Esto del sexo más bien va a depender de las preferencias del comprador, si lo busca para sacarle crías o por el contrario se quiere ahorrar la esterilización de una fecunda señora gata, que quiere traer mininos al por mayor cada año.

El Toyger, un tigre en miniatura

Tal como lo indica su nomenclatura, es un tigre en miniatura, viene del cruce de varias razas y se buscaba su semejanza con el felino mayor para obtener un tigre de juguete. Es un gato muy cariñoso y se puede tipificar entre los gatos pequeños.

El Maine coon, el más grande

Una de las características más resaltantes en esta raza de gatos es su tamaño, pues se considera una de las más grandes del mundo en cuanto a felinos se trata. De hecho, Barivel, vive en Italia y pasó al Guinness con 120 cm.

El Sokoke, el más atlético

Su origen es africano y data del siglo XX, es enérgico, atlético y juguetón, demanda cariños especiales.

Su dieta es bastante aceptable, no es exigente y además entre sus características resalta su denso pelaje y el hecho de que son de maduración sexual tardía, es decir, más o menos a los 2 años es cuando se encuentran aptos para su reproducción.

El Ocicat, originario de EE. UU

Es originario de Estados Unidos y su nombre sugiere una mezcla de ocelote con gato, es bueno acotar que, para cada minino, hay que disponer de al menos 30 euros mensuales para su manutención, pues es preciso aclarar que el que adquiere una mascota, debe responsabilizarse por su alimentación y cuidados médicos.

Es de cabeza cónica y ojos almendrado, de contextura media y cola larga.

El American Shorthair, suelta poco pelo

Se caracterizan por ser muy cercanos a los amos, son cariñosos, pero ¡Eso sí! Excelentes cazadores y son gatos que no sueltan mucho pelo, ya que son de pelo corto, son de origen estadounidense.

El gato Cymric, el Manx de pelo semi largo

Es un excelente atleta, de tamaño mediano y muy jovial, su pelaje es más bien largo y carece de cola. Su procedencia es de la isla de Man, o sea que es un gato irlandés.

A la hora de tener un felino en casa, debes asesorarte con tugatobengali.com, esta es gente experta y documentada en la materia y con seguridad que te van a orientar para una mejor escogencia, pues cada raza de gato e inclusive cada especie dentro de la raza, tiene algunas particularidades que te pueden sorprender de manera agradable y positiva.

¿Cuál es el comportamiento y carácter de los gatos atigrados?

Los gatos atigrados son muy dulces y sensibles a las caricias de sus amos, son generalmente buenos cazadores de ratones, pero no les gustan los conflictos.

Existen al menos unas diez variantes en sus especies, pero en resumidas cuentas todos atienden a características similares.

Su alimentación debe ser esmerada, se basa en comidas húmedas y pienso, en sus cuidados, se debe incluir el proceso de vacunación al día para protegerlos de la rabia y otras enfermedades, es tan carnívoro como un gato montés, pero amerita de una dieta balanceada en proteínas.

Francisco Javier García García