¿Para qué sirven los bigotes de los gatos?

Debemos saber que los bigotes de los gatos, aunque les den un aire muy aristocrático, no cumplen una función meramente decorativa o para realzar su aspecto como un toque de elegancia.

Aunque muchos crean que los bigotes son una coquetería de los felinos y se pudiera prescindir de estos pelos como lo hacen los humanos, pues no es así.

Si quieres saber¿Para qué sirven los bigotes de los gatos? Te diremos que estos pelos largos cumplen múltiples funciones y la más importante de estas, está directamente relacionada con su orientación.

Además, los bigotes de un felino, son como unos radares que le mantienen alerta cuando cualquier objeto se aproxima a su cara.

De esta manera, los gatos, aunque estén cortos de vista o recién nacidos, pueden esquivar fácilmente cualquier golpe o contratiempo que esté relacionado con objetos extraños a su alrededor.

Los bigotes de los gatos son en esencia una herramienta sensorial que les previene de chocar o ser alcanzados por cualquier obstáculo en su camino. Es por esta razón que los gatos pueden movilizarse con bastante ligereza y facilidad en lugares completamente oscuros.

No es como la gente cree, que los gatos pueden ver en la oscuridad, sino que es más bien por sus bigotes que les funcionan como unos perfectos radares.

Los folículos pilosos de los bigotes de los gatos están conformados por múltiples terminaciones nerviosas que les permiten desarrollar su sentido de orientación y percibir la presencia de objetos en su camino.

Con los bigotes los gatos perciben los espacios

En la punta del bigote de los gatos existe un órgano conocido con el nombre de propioceptor, este órgano es capaz de percibir y medir las distancias y las vibraciones.

Es por esta razón que los gatos pueden sentir antes que un humano la inminente llegada de un tsunami, un terremoto o cualquier peligro relacionado con ondas vibratorias.

No es que los gatos sean seres extra naturales que puedan prever la llegada de cualquier acontecimiento infortunado por parte de la naturaleza, sino más bien esto se debe a la capacidad que le proporcionan sus bigotes de poder percibir las vibraciones que se presentan en el ambiente que los rodea.

Pero para una mayor información, les diremos que estos propioceptores no están presentes solamente en sus bigotes, también se encuentran presentes en sus mandíbulas, por encima de los párpados y en la punta de sus orejas, pero además en sus patas.

De modo que los mininos en este sentido nos aventajan a los seres humanos. Habida cuenta de esta información, uno de los crímenes más atroces que se pueden cometer con un felino, es recortarles sus bigotes.

Un gato desprovisto de sus bigotes, se tornará huidizo, tímido y lo más probable es que se mantenga escondido hasta que le crezcan de nuevo, pues esto los hará sentirse inseguros y desconfiados de todo y de todos.

Con los bigotes perciben vibraciones

Ciertamente, los gatos perciben las vibraciones con sus bigotes, ya que, en la punta de estos, se encuentran los propioceptores.

Pero también, en la base de los bigotes y en los folículos pilosos hay muchas ramificaciones y terminaciones nerviosas que les permiten percibir, a través de su cerebro, todo tipo de movimientos exteriores por muy imperceptibles que les resulten a las personas.

Por otra parte, los bigotes de los gatos son conocidos con el nombre científico de vibrisas, estás además de cumplir con las funciones de medir las distancias, percibir las vibraciones de los sonidos y movimientos, también les permiten medir la temperatura.

Por ello pueden detectar con facilidad los cambios climáticos o la presencia del fuego en áreas bastante distantes.

Los bigotes de los gatos con sus ramificaciones nerviosas están también conectados a su sistema muscular, por lo que estas informaciones les son bastante útiles para realizar movimientos gimnásticos y les permite desarrollar su elasticidad natural como buenos felinos.

Si algún objeto se mueve a su alrededor, ellos son los primeros en percibir dicho movimiento, por eso dicen que los gatos presienten la muerte de alguna persona en la casa, tal vez puedan percibir con mucha facilidad una respiración fatigada, una temperatura elevada o algo por el estilo.

Es cierto que a los gatos los vinculan con la brujería, pero estas son bases sin fundamentos científicos, el hecho de tener un sexto sentido por medio de sus vibrisas, no les hace ni inmortales ni adivinos.

Con los bigotes los gatos se ayudan a orientarse

Claro que los gatos pueden orientarse con mayor facilidad por medio de sus vibrisas o bigotes, ya que, por medio de los propioceptores, pueden conocer o percibir los objetos que se encuentran en su camino.

Pero es que además de esto, los gatos tienen un sentido de orientación fenomenal y pueden recorrer grandes distancias de regreso a casa en caso de que se les extravíen a sus dueños en algún paseo, por no mencionar siquiera los casos de gente descorazonada que es capaz de dejarlos abandonados.

A este tipo de personas, se les demuestra que los bigotes de los gatos les sirven para orientarse con mayor facilidad que a los humanos. Esta facultad les permite compensar su falta de vista a corta distancia.

Las vibrisas se encargan de mandar señales al cerebro de los gatos y de esta manera pueden actuar rápidamente en consecuencia para eludir cualquier peligro inminente relacionado con accidentes o encontronazos con objetos en su vía.

También el equilibrio de los gatos está íntimamente relacionado con sus bigotes, pues sus terminaciones nerviosas contribuyen a que puedan mantenerse más firmes y seguros sin perder la vertical.

Les ayudan con la comunicación con otros gatos

También sus bigotes les ayudan a mantener la comunicación con otros animales de su misma especie, es decir, que los gatos se comunican con mayor facilidad por medio de las ondas sonoras que perciben a través de sus vibrisas.

De alguna manera, los bigotes de los gatos con sus propioceptores amplifican su percepción táctil y de esta manera se les facilita la comunicación tanto con otros gatos como con los seres humanos.

Cuando los gatos presienten un peligro enfilan o direccionan sus bigotes hacia adelante, si mueve sus bigotes hacia atrás quiere decir que está asustado, cuando está plácido y se siente seguro, sus bigotes están en la posición normal de un presuntuoso mostacho.

Si el gato se presenta con los bigotes hacia abajo, es porque está afligido, puede sentir cualquier tipo de molestias como dolores, hambre o una decepción por parte de una persona cercana o tal vez de una posible pareja.

De manera que con estas descripciones de la posición en que los gatos mantengan sus bigotes, otros gatos y también sus dueños pueden interpretar sus diferentes estados de ánimos. Es por ello que sus bigotes les sirven como un medio de comunicación muy efectivo.

¿Por qué no se deben cortar los bigotes a un gato?

Es indiscutible, por todo lo aprendido en la información clara y descriptiva de los párrafos anteriores, que no se deben cortar los bigotes de los gatos, pues estos son realmente multifuncionales y les sirven no solo para comunicarse, sino para otras muchas cosas.

Ya aprendimos que los bigotes de los gatos están dotados de nervios que les permiten enviar señales al cerebro para mantener su equilibrio, también les permite orientarse, y percibir las vibraciones de objetos que se encuentran a su alrededor.

Los bigotes de los gatos actúan como radares y esto les permite desplazarse con mayor seguridad y rapidez, y además atenúan en gran parte su falta de agudeza visual en cortas distancias.

De manera que ni se te ocurra cometer el error de cortarle los bigotes a tu minino, lo podrías poner en serios aprietos, pues si salta puede calcular mal y lastimarse gravemente o puede caer de alturas considerables, ya que no es capaz de calcular bien las distancias.

Curiosidades de los bigotes de los gatos

Existen muchas cosas curiosas relacionadas con los bigotes de los gatos, una de estas es que los bigotes de los gatos no paran nunca de crecer, pero a pesar de ello, no debes cortarlos, estos pelos se van cayendo por sí solos cuando envejecen y se van reponiendo poco a poco.

De manera que nunca se van a quedar sin ningún bigote, porque, así como van cayendo, van saliendo otros de reposición.

Además, en la parte del hocico están solamente una parte de estos pelos que en esta zona del cuerpo se les denomina bigote, pero si al caso vamos, ellos cuentan con estas vibrisas en otras partes de la cara, en los párpados, en la mandíbula y en las orejas.

Estos bigotes son su herramienta de orientación más efectiva y además les sirven para esquivar objetos en su camino, o sea que son unos radares.

Por otra parte, sirven para calibrar las temperaturas y para mantener el equilibrio perfecto en sus maniobras y además para posicionar sus presas antes de saltarles encima con precisión.

Los bigotes de los gatos están completamente ligados a terminaciones nerviosas que se ramifican en la base del folículo piloso y envían al cerebro algunas señales para que este de las órdenes pertinentes en los movimientos rápidos de los gatos.

Un zarpazo, un salto mortal, un caminar con todo el equilibrio y el estilo del gato más aristocrático, está en concordancia con la función que cumplen las vibrisas en la vida de los gatos.

No debemos pasar por alto que además en las patas también tienen los gatos este tipo de pelos, aunque no se les denomine bigotes, pero también cumplen funciones sensoriales y son de vital importancia para el buen desarrollo motor de estos hermosos felinos.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)