Gato Siamés, orígenes, cuidados y carácter

El ojo azul e intenso del gato siamés es uno de los encantos que pocos pueden resistirse. Otra característica llamativa es el dibujo en su pelaje lo que le convierte a esta raza un felino inconfundible.

El siamés, es un felino muy cariñoso y su belleza lo convierte en una de las razas más buscadas.

El siamés se ha convertido en una de las razas más populares en el mundo, su elegancia es un aspecto interesante, además, pareciera que estuviera vigilando su alrededor con el azul intenso de sus ojos.

El gato siamés de la actualidad tiene diferentes características en todas partes del mundo al antiguo siamés.

Sin embargo, tiene características comunes como el color, pero el siamés moderno es más estilizado, su hocico es más alargado y con orejas muy llamativas por su gran tamaño.

Esta raza felina tiene su origen en Tailandia, solo pertenecía a la familia real, es decir, más nadie podía tener este tipo de gato siamés. Según la historia, decía que guiaban al espíritu de los muertos hasta el más allá.

Los gatos siameses pertenecen a una historia extraordinario y que se ha tratado de difundir en el mundo. Si deseas conocer más sobre esta increíble raza te invito a continuar leyendo este interesante artículo.

Origen del Gato Siamés

Los ancestros del gato siamés son originarios de Siam, hoy en día conocida como Tailandia. Los monjes budistas veneraban a estos felinos en sus templos.

Fue a finales del siglo XIX cuando llegó a Inglaterra la primera pareja de gatos siameses. Eran un obsequio por parte del rey de Siam para el cónsul general británico, sus nombres eran Pho y Mia, fue la primera pareja criada en Inglaterra. Según la historia, para el año 1892 se obtuvo el primer estándar del gato siamés.

La creencia en la antigüedad cuando una persona perteneciente a la jerarquía fallecía en el reino de Siam, el gato siamés era colocado junto a su cuerpo porque se creía que el animal recibía el espíritu del fallecido.

Básicamente, el gato se convertía en un guardián para vivir rodeado de riquezas en un templo.

El gato siamés fue aceptado por The International CatAssociation (TICA) como raza oficial para el año 1946. Aunque, el siamés moderno es una variante más esbelta, empezó a popularizarse para la década de los 70.

Esta raza es la que se conoce hoy día como gato siamés. En cambio, el siamés tradicional se denomina gato thai.

Rasgos físicos

Para diferenciar un poco el siamés tradicional, el gato thai, el siamés moderno tiene una fisiología esbelta, pero con una cola delgada y alargada. Sus piernas largas con patas estrechas le confieren mayor elegancia con movimientos de un gato mediano.

El tamaño del gato siamés puede alcanzar una altura de cruz de 20 y 25 cm. Las hembras pesan de 3 a 4 kg, pero los machos llegan a pesar hasta 5 kg.

Su característica más atrayente es su complexión atlética, su bella nariz larga y recta. Su cabeza tiene una forma llamativa, pues lo convierte en una raza inconfundible. Su cabeza es cuneiforme y con pequeña curva afuera por ambos lados.

Por ejemplo, sus orejas son erguidas con una base ancha que alargan su rostro, tiene una forma casi triangular.

Sus ojos son almendrados con un color azul intenso, tienen una cierta separación y ligera inclinación. El color azul de sus ojos tiene un gran significado, ya que son parcialmente albinos.

Lo que sucede en esta raza es que pueden producir una pequeña parte del pigmento de melanina, esto se debe también a su coloración particular en el pelaje.

El gato siamés tiene un estampado del pelaje con diferentes colores y points. Su pelaje es muy suave y está pegado al cuerpo con muy poco de doble capa, lo que facilita acariciarlos con placer. El pelaje se define por los points a nivel visual.

Los dibujos o coloraciones exclusivas del gen C que se forman en sus extremidades. Aunque, esto no sucede luego de un par de semanas. Luego después del nacimiento, los gatos siameses son completamente blancos.

En la actualidad, se encuentran grandes variedades cromáticas del siamés, con coloraciones rojizas y patrones tabby. A continuación, conoce los colores más comunes:

Sealpoint

Esta interesante versión, tiene acentos en color marrón oscuro lo que hace destacar en su pelaje color marrón claro o crema.

Blue point

Su cuerpo es de color blanco glacial con marcas grises azuladas, es una versión más discreta que el sealpoint.

Chocolate point

El cuerpo tiene una tonalidad marfil, pero con marcas de chocolate con leche, como su nombre lo indica.

Lilac point

En el color blanco del cuerpo, se puede observar un malva sombreado, tiene marcas que lucen con una tonalidad gris claro con un suave sombrado en color rosa.

Tipos de Siamés

Existen varios tipos de gatos siameses, ya que tienen diferentes marcas y coloraciones. En las últimas décadas esta raza ha cambiado su aspecto. Desde el siamés tradicional, que era más robusto y pequeño, con una cabeza de manzana.

Sin embargo, los criadores de concurso de esta raza han criado nuevas variantes más elegantes y alargadas con una cabeza en forma de cuña. Además, tiene colores con varios del patrón del color tradicional, que es una variante de siameses más elegantes.

Siamés acuñado

Es el típico siamés para llevar a un concurso, se reconoce por su cara en forma de cuña o triangular. Este tipo tiene líneas alargadas en la cara triangular que se ven muy detalladamente.

Cabeza de manzana

En comparación al siamés tradicional con una cabeza de manzana, es más robusto y su cara es más redondeada.

Recién nacidos

Los gatos siameses recién nacidos son completamente blancos. La coloración se muestra después de unas semanas y se completa durante los próximos meses. A partir de este momento se podrá diferenciar de qué color será el gato.

Punto de foca

Es un tipo de gato siamés de color beige en su cuerpo y tienen puntos en tono marrón oscuro que van oscureciendo con la edad. Así mismo, existe un siamés muy parecido al punto de foca que se conoce como zapatos de nieve por sus patas blancas.

Punto azul

Es un gato siamés con un cuerpo blanco acompañado con puntos de tono azul grisáceos.

Punto lila

El cuerpo de este gato es blanco recubierto con puntos en color gris y rosado.

Punto de chocolate

Es un siamés que tiene puntos suaves en color cacao en el pelaje de tono crema.

Punto de color de pelo corto

Es un gato conocido como tabby que tiene puntos de lince que procede de crías de un gato siamés y un gato de pelo corto. Por ejemplo, la Asociación de CatFancies lo ha considerado como la raza por derecho propio.

Personalidad

El siamés es conocido por su maullido y su aspecto clásico. En general, es una raza extrovertida pero muy ruidosa.

De igual manera, requieren de atención para sentirse como e familia. Sin embargo, este gato no es ideal si la persona permanece todo el día fuera de casa porque no le gusta estar solo, una buena idea es tener sus hermanos de camada.

Igualmente, es un gato inteligente y necesita mantenerse entretenidos. Por ello, es ideal tenerles juguetes y palos para rascar, puesto que es una forma de entretenimiento. Aparte de, se les puede enseñar para que busque juguetes cuando se haya lanzado.

Es un animal que le encanta las pruebas físicas y mentales, simplemente se puede observar en la constitución del gato.

Además, puede dejarse adiestrar y lo permite hasta cierto punto. Es una raza perfecta para el adiestramiento usando un clicker. Cuando no tiene ganas de aprender nuevos trucos lo demuestra de inmediato.

Esta raza es una de las más comunicativas, su maúllo tiene un volumen muy considerable. También, si algo no le gusta lo expresa en grito y puede tardarse horas cotorreando sobre cualquier cosa. No obstante, estos simpáticos siameses son excelentes para escuchar.

Salud

Los gatos siameses son una raza muy longeva, es decir, algunos gatos superan los veinte años de edad. A continuación, conoce algunas enfermedades congénitas que son importantes de conocer sobre esta raza:

Alteraciones ópticas

Por ejemplo, el estrabismo es una posible enfermedad del siamés. Sin embargo, es fundamental consultar con el veterinario.

Enfermedad vestibular

Esta enfermedad compromete al nervio que está conectado con el oído interno. De esta manera, el gato puede sentir mareos y en algunas oportunidades pérdidas del equilibrio.

Por lo general, es una afección que dura poco tiempo y se cura por sí sola. Si la molestia persiste es ideal asistir al veterinario.

Urolitiasis

Es una enfermedad que consiste en formar cálculos por las vías urinarias, esto causa dolor al miccionar, obstrucción, infección o producir una hemorragia.

De igual manera, en el mercado hay piensos disponibles para reducir en la posibilidad la formación de cálculos. Sin embargo, es fundamental que el gato sea atendido por el veterinario.

Hidrocefalia

Es la acumulación de líquido cefalorraquídeo que presiona el cerebro y causa daños irreparables. Por ejemplo, un síntoma común es la inflamación en la cabeza, es un caso que debe atenderse por el veterinario.

Obesidad

Es un aspecto común en la vejez, el gato siamés engorda y reduce su actividad física. Para evitar la obesidad es ideal establecer una alimentación correcta.

Ideal para niños

A pesar de no ser una raza ideal para niños, hay que tener en cuenta que todos los gatos son diferentes y puede familiarizarse correctamente para convivir con los más pequeños.

Un dato curioso del gato siamés es que lo denominan el perro de los gatos, ya que es raza felina muy sociable. Igualmente, son gatos de carácter afectivo y muy activo para ser compañeros de hogar para los más pequeños.

Con la ayuda de los adultos los siameses y los niños se puede relacionar muy bien, la idea es enseñarles a respetar al gato. Cualquier animal puede huir si la tira la cola o el pelo, por ejemplo, si es un gato mayor este tipo de juego podrían ser más bélicos.

La mayoría de las razas de gatos toleran a los niños y soportan que los sostengan. A continuación, conocerás algunos consejos para fortalecer el lazo entre el niño y el gato:

  • El respeto al animal es muy importante, enséñale al niño este valor.
  • Es importante verificar que los niños no hagan travesuras con el gato si están solos.
  • Hay que enseñarlo a los niños el respeto por los estados de ánimo del gato siamés.
  • La distancia con el gato es fundamental, enseñar al niño a esperar que el gato tenga iniciativa de acercamiento.
  • La vigilancia siempre activa, los niños siempre buscan alternativas para sus travesuras con los animales.

Nutrición

La alimentación debe estar basado en pienso de alta gama para cada etapa, además, las latas de alimento húmedo y snacks son esenciales para su entrenamiento y ejercicios para combatir su obesidad.

Por ejemplo, la alimentación en los primeros 3 meses de vida para el gato siamés es mantenerse al lado de su madre, para ser alimentado con leche materna.

En cambio, al llegar a casa debe ser alimentarlo con pienso especial para cachorros, es un alimento alto en vitaminas, proteínas, grasas y calcio para fortalecer su crecimiento.

La alimentación para el gato adulto está basada en el pienso, pero debe estar compuesta por un 26 % de proteínas, variedad en porcentajes de Omega 3 y Omega 6, un 40 % de grasa, vitaminas y fibras.

En cambio, si se ofrece comida húmeda, hay que verificar que la cantidad no sea contraproducente, pues esto genera mal aliento, sarro y heces blandas.

La alimentación húmeda debe tener un 5% de carbohidratos, un 15 y un 25 % de grasas, 35 % de proteínas, alto en Omega 3 y 6, potasio, magnesio, calcio y fósforo.

El gato siamés senior debe tener una alimentación a base de pienso bajo en grasas y proteínas, ya que su actividad física disminuye.

Aseo

El siamés tiene un pelaje corto y sedoso, pero no requiere de un aseo excesivo. Sin embargo, es importante prestarle atención en el aseo. Al ser un gato de pelo corto saben cuidar perfectamente de su pelaje.

Todas las razas de gatos necesitan de una vacunación para la protección contra enfermedades y tener un control antiparasitario.

Su pelaje solo necesita de cepillarlo ocasionalmente porque del resto el solo se encarga. Aunque, necesita de una temperatura adecuada para que esté a gusto.

Compra tu gato siamés solo a criadores responsables

Lo primordial es comprar un gato siamés a criadores responsables. De esta manera, el riesgo a que el animal tenga enfermedades hereditarias se reducen considerablemente. Además, esto es una forma de mantener la cría de gatos en relación a la raza.

Del mismo modo, es una manera de estar completamente seguro sobre el bienestar de los gatos siameses. Por tanto, no confíes por completo de aquellos criadores que no están pendientes mantener la salud de los gatos.

Para decidir cuál es el mejor criador a escoger, es ideal tener el primer encuentro con el animal en su entorno.

Esto brinda seguridad de que el gato ha sido criado y mantenido en un espacio limpio, además, de haber estado un tiempo prudencial con su mamá felina haber disfrutado de la leche materna por 12 semanas.

Conclusiones

El gato siamés de ojos azules tiene una mirada misteriosa, un fuerte carácter y cuerpo muy elegante. Es felino muy parlanchín y con alto nivel de energía. Esto lo convierte en un animal especial para ser acompañante para un hogar dispuesto a dar mucho amor.

Al alcanza su madurez sexual rápidamente, por tanto, suele tener numerosas camadas. Su celo es intenso y lo caracteriza sus maullidos escandalosos. De igual manera, es conocida como una raza de gato hipoalergénico.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)