¿Cuántos gatos puede parir una gata?

Rate this post

Uno de los animales más fértiles en el parto, aunque cueste creerlo son los gatos, pues ellas adquieren madurez sexual a muy temprana edad, son variados los factores que influyen en esa rapidez sexual, entre ellos podemos destacar, la raza del animal, el lugar donde viven, el clima, la temperatura, las horas de luz, entre otros.

La mayoría de las gatas presentan madurez sexual entre los 5 y 10 meses de vida, con ello las probabilidades de reproducirse y tener cría es muy elevada.

Las felinas presentan varios celos al año y cuando habitan en entornos abiertos, los machos pueden entrare con facilidad y tener contacto con ellas, lo que podría producir hasta 3 embarazos en un año.

La cantidad de gatos que puede tener una felina es muy variable, pues dependerá de la raza del animal, el número de celos que haya tenido e incluso la alimentación y los cuidados que reciba.

En líneas generales una gata puede parir entre 3 y 9 gatos por parto, sin embargo, la media en cada parto se encuentra entre los 4 y 6 gatitos.

También depende si la gata es primeriza o ya tiene partos previos, normalmente una gata que pare por primera vez, tiene camadas pequeñas, por lo general 3 o 4 gatos, mientras que aquellas que ya tienen varios partos, pueden llegar a tener hasta 9 felinos.

¿Cómo es la reproducción en las gatas?

Los animales domésticos, en este caso las gatas, tienen la particularidad de ser poliéstrica estacional, es decir, que su clico es de manera repetida durante su estación reproductiva, a no ser que dicho ciclo se vea interrumpido por enfermedad o preñez.

Los ciclos estrales en las gatas se dan en intervalos de 14 a 19 días, para aquellas hembras que están expuestas a luz diaria por 14 horas aproximadamente; caso contrario, si las gatas solo tienen exposición a la luz por periodos cortos, (8 horas aproximadamente), su actividad ovárica casi desaparece y la hembra entra en anestro.

La mayoría de las felinas alcanzan su pubertad entre los 6 y 9 meses, sin embargo, la madurez sexual también tiene características hereditarias, puesto que las razas de pelo corto son más precoces que las razas de pelo largo, también influye el peso de la gata, pues requiere de un peso mínimo para llegar a la pubertad.

La reproducción comienza con el celo, que es el nombre que se le atribuye al periodo fértil de las gatas, esto se puede notar por maullidos muy insistentes, agudos y en tonos bastante altos, también porque vemos a las gatas frotarse contra objetos, por eliminaciones de orina fuera del arenero o del lugar donde acostumbra a hacerlo, por cambios de comportamiento, entre otros.

La mayoría de las veces este ciclo dura entre 8 y 10 días, y en caso de no producirse la fecundación, este ciclo se repetirá 15 días después.

Una vez que el gato monta a la gata y esta queda gestante, los gatitos se desarrollan en el útero, el cual posee dos zonas alargadas y allí se distribuyen los embriones; este proceso se desarrolla en aproximadamente 9 semanas, pues la duración en promedio del embarazo de una gata es de 63 días.

¿Cuántos gatitos puede parir una gata en un año?

El embarazo de un felino suele durar entre 57 y 63 días, lo que implica que una gata puede llegar a tener hasta 3 partos en un año.

Pero, a lo largo de su vida puede hacerlo constantemente pues su capacidad reproductiva no disminuye con el paso del tiempo, lo que trae como resultado muchas crías.

Una gata al año puede tener entre 2 y 3 camadas y como mínimo podrían ser 4 gatos por cada una de ellas.

Es decir, puede llegar a tener hasta 12 gatos en un año; también es importante destacar que por ser tan fértiles y con un promedio de vida que se encuentra entre 12 y 14 años, una sola gata puede llegar a parir a lo largo de su vida, entre 96 y 210 gatos.

Las gatas primerizas por lo general tienen menos crías, esto se acentúa si la gata queda embarazada en su primer celo y aun no se ha desarrollado del todo, pues no será capaz de soportar grandes camadas; normalmente tiene entre 3 o 4 gatos en su primer parto.

¿El número de gatos que puede tener una gata varía en función de la raza?

El número de gatos que pueda parir una felina varia por diversas circunstancias, entre ellas se encuentra la raza del animal.

La raza de gatos de tipo persa, suelen tener camadas pequeñas, la raza de gatos tipo siamés, tiene camadas grandes y los gatos Manx pierden aproximadamente un cuarto de sus gatos por camada.

Sin embargo, no solo la raza es influyente para el número de gatos que puedan tener, también se deben considerar factores internos y externos, los cuales determinarán el proceso de gestación y la cantidad de gatos que pueda tener la mascota.

La esterilización de las gatas

La esterilización es una de las mejores alternativas que existen cuando no se quiere tener muchos gatos en casa.

Pues evita que se reproduzcan, además de ayudar a desaparecer cualquier síntoma de celo e incluso protege a la gata de patologías relacionadas con hormonas, como, por ejemplo, la piometra o tumores mamarios.

Las gatas deben esterilizarse a partir del sexto mes de vida, incluso antes de que tengan el primer celo, la operación consiste en eliminar el útero y los ovarios, para evitar la reproducción y el celo.

Esto se hace mediante una pequeña escisión en el costado izquierdo o puede hacerse en la parte baja longitudinalmente.

Esta operación suele durar 20 minutos y su recuperación es rápida, normalmente solo tarda dos días siempre y cuando se tomen las medidas necesarias para evitar complicaciones.

La esterilización tiene una serie de beneficios para el animal, por ejemplo, evita el contagio de algunas enfermedades y evita el embarazo; también tiene las siguientes ventajas:

  • Detiene el comportamiento diferente que se asocia a la madurez sexual, como, por ejemplo, orinarse en cualquier lugar de la casa para marcar territorio.
  • Las gatas esterilizadas son menos propensas a alejarse de la casa.
  • Las gatas se vuelven más amables y cariñosas.
  • Tiene menor probabilidad de desarrollar infección uterina, cáncer de mamas, entre otras patologías.

El proceso de esterilización, puede traer algunos cambios en las gatas después de realizarse, en muchas ocasiones la esterilización se relaciona directamente con el aumento de peso e incluso algunas mascotas pueden ser propensas post operación a desarrollar problemas de tracto urinario; sin embargo, el porcentaje de efectos secundarios es bastante bajo.

Cuidados que requiere la gata después de una esterilización

Como es un poco invasiva, las hembras necesitan más tiempo para recuperarse que los machos, por ello es importante tener en cuenta los siguiente:

  • Después de la cirugía, es importante permanecer cerca de la felina por si tiene alguna complicación.
  • Seguir las indicaciones dadas por el veterinario, respecto de los antinflamatorios, antibióticos y analgésicos que la gata pueda necesitar; normalmente deben tomarlos por 3 días después de la operación.
  • Debes colocarle un cono o una faja para evitar que se lama o se muerda los puntos de sutura y prevenir infección.
  • La gata debe ser revisada a los 3 y 10 días posteriores a la operación por el veterinario.

Conclusión

Una mascota es una verdadera responsabilidad, pues son animales que requieren de nuestro afecto y cuidado, por ello, debemos determinar si se quiere o no que la gata que nos acompaña tenga cría.

En líneas generales, la media de gatitos que tenga una gata por parto es de 4 a 6, sin embargo, existen excepciones de razas de gatos que pueden parir sólo 2 o que tengan 10.

Estos casos no son muy frecuentes, pues por lo general, cuando una gata tiene una camada de 10 gatitos, no todos nacerán vivos o morirán después del parto, debido a que tienen poco peso y menor tamaño que los gatos de camadas pequeñas.

La raza, la alimentación, el clima y su hábitat influyen en su proceso de celo, gestación y parto, pues dependerá de las horas de luz que ellas reciban para determinar el ciclo de cada uno de sus celos y dependiendo de ellos, se conocerá las veces que una gata puede parir en un año, que en condición normal se estima que pueda hacerlo 2 o 3 veces.

Cuando por cualquier circunstancia, no se quiere que la gata tenga descendencia, entonces es necesario acudir al veterinario para planificar una esterilización.

Esta metodología es la más recomendada no solamente para evitar embarazos, sino también, para evitar problemas de salud que puedan llevar a nuestra mascota incluso a la muerte.

Por ello, lo recomendable es tomar la decisión a tiempo y no esperar que avance la edad del felino, pues lo más recomendado es que el animal deba ser esterilizado antes de los 9 meses de vida, para evitar complicaciones.

Con ello no solo se contribuye a disminuir el número de gatos que se encuentran en la calle o en centros de acogida.

También es importante el procedimiento para disminuir el abandono, mejorar la salud física y psicológica del animal y ahorrarte de las molestias, el dinero y la responsabilidad que implica la atención y el cuidado.

Sin embargo, si desea llenar la casa de pequeños y dulces gatitos, entonces debes conocer el proceso de reproducción de los felinos, así como el mejor momento para que pueda reproducirse y todos los cuidados que necesite para llevar una vida plena y muy saludable.

Francisco Javier García García