¿Cuánto duermen los gatos?

Ya sabemos que los gatos, independientemente de la raza a la que pertenezcan, tienen una muy bien merecida fama de ser dormilones.

Pero si quieres saber concretamente cuánto duermen los gatos, entonces debemos escudriñar un poco en las diferentes especies y razas para poder dar una respuesta más acertada.

Por supuesto que hay algunos factores que también intervienen en este aspecto de la vida de los gatos, es su estado de salud, un embarazo y sobre todo la edad, son aspectos que lo pueden alterar todo en una respuesta.

Es por esto que no podemos generalizar en ningún momento a la hora de contestar dicha pregunta.

Pero, sin embargo, todos los felinos, incluyendo a los gatos salvajes y todos sus derivados o familias de felinos como los Cunaguaros, Tigres, Leones, Leopardos y Panteras, tienen como característica fundamental, sus buenas horas de sueño al día.

Es obvio que cuando estamos hablando o refiriéndonos a los gatos y sus diferentes razas, domésticos o no, callejeros o nacidos y criados en casa, todos ellos tienen una gran cantidad de características que les son comunes o afines.

Entre estas características podemos citar el hecho de ser dormilones y también sus movimientos oculares rápidos.

Indudablemente que el medio ambiente, la seguridad de sentirse protegidos en un hogar seguro y tener dueños, les brinda la posibilidad de dar rienda suelta a sus instintos de buenos dormilones y amigos de Morfeo.

¿Por qué los gatos duermen tantas horas?

Los gatos duermen mucho, simplemente porque esa es su naturaleza, en las temporadas frías, suelen cobijarse en los sitios más cálidos del hogar.

De esta manera ahorran energía y esto incide en el hecho de mantener su temperatura corporal a tono.

Los felinos son depredadores por naturaleza, y aunque no necesiten sustentarse desde el punto de vista alimenticio, ellos nacieron para ser cazadores, por eso duermen para mantener siempre las energías necesarias para cumplir con esta función de procurarse su alimento.

Además, en sus horas de estar despiertos, casi todas las razas de gatos son juguetonas y saltarines, son acróbatas innatos, sobre todo cuando son cachorros, por eso necesitan dormir lo suficiente para ser enérgicos e intranquilos, y esto va de la mano con su edad y su salud.

Como quiera que los felinos son depredadores, después de sus horas de actividad y sobre todo después de una buena alimentación, suelen dormir profundamente por largas horas.

Los gatos adultos suelen dormir unas 16 horas al día para reponer energías y estar siempre en forma para las horas de actividad intensa.

Los gatos ronronean cuando se sienten a gusto y en compañía de sus cuidadores, ellos demandan muchos mimos y esto lo agradecen con efusividad dejándose acariciar y generalmente gustan de dormir en lugares mullidos y cerca de los humanos de su confianza.

¿Qué factores influyen en la calidad del sueño de los gatos?

La calidad de sueño de un gato, está estrechamente ligada al ambiente donde se desenvuelven.

Si viven en un hogar pacífico, donde la mayoría de los ocupantes son adultos y no abundan los niños que les perturben sus horas de sueño, estos podrán disfrutar de largas siestas o de un sueño más tranquilo, reparador y profundo.

Dicho lo cual, no está bien que se les moleste cuando están descansando, a los gatos, se les debe permitir que ellos mismos escojan su sitio preferido para dormir, y en la medida de lo posible, se les debe procurar un lugar apropiado para que no duerman en la misma cama que sus dueños.

De alguna manera y aunque estén vacunados, pueden transmitir algunas enfermedades propias de su especie y que pueden ocasionar graves consecuencias a los humanos.

Entre las enfermedades que se pueden contraer por dormir con un gato o aceptar sus lamidas sin desinfectarte con regularidad, podemos mencionar el anquilostoma, la toxoplasmosis y la tiña, así como algunos problemas respiratorios.

Se debe tener especial cuidado con los arañazos de los gatos, en términos generales para evitar este tipo de situaciones, se les debe respetar sus horas de sueño y no molestarles innecesariamente.

¿Cuánto duerme un cachorro de gato?

Es indudable que los gatos cachorritos son más dormilones que los adultos, no hay que alarmarse si duermen durante muchas horas.

Sin embargo, hay que estar atento a que esas horas de sueño sean sanas y no se deba a que estén atravesando o confrontando alguna crisis de salud.

Cuando los gatos son recién nacidos, hasta las seis semanas de vida, pueden dormir hasta 20 horas al día sin que esto implique que sea una señal de enfermedad.

Por ello, hay que estar atento en cuanto a su respiración, y sobre todo vigilar muy de cerca su buena alimentación.

Los cachorritos requieren de ser amamantados por su progenitora y a falta de la presencia de su madre, se les debe suministrar leche en su dieta diaria.

Luego, se puede ir añadiendo progresivamente raciones de sólidos o semi sólidos para que vayan afilando su dentadura y puedan dar fiel cumplimiento a su naturaleza de carnívoros.

Si los gatos tienen la oportunidad de salir al exterior, sus horas de sueño pueden reducirse considerablemente, pero en condiciones normales pasan alrededor de un 70 % del día soñando con su vida gatuna.

¿Cuánto duerme un gato que es anciano?

También debemos tomar en cuenta que, en su edad avanzada, las horas de sueño de un gato pueden ser las mismas que las de un cachorrito.

De manera que un gato anciano, aumenta considerablemente sus horas diarias de sueño profundo.

Ya a su avanzada edad, se tornan mucho más tranquilos y apacibles, dejan de ser tan juguetones y pierden el interés por estar siempre a la caza de cualquier objeto que se mueva en su entorno.

Al madurar, estos mininos aumentan un promedio de cinco horas en su rutina de descanso y esto no debe ser motivo de alarma para sus dueños, todo es cuestión de adaptarnos a su ritmo de vida y considerar que hemos escogido una mascota para que nos acompañe, dormidos o despiertos, los gatitos son adorables.

Con solo su presencia debemos estar siempre satisfechos, pues su belleza, siempre será un buen regalo en nuestro hogar. Si por ancianos o por ser cachorros, duermen casi todo el día, entonces aprovechemos cuando están despiertos y activos para disfrutarlos y consentirlos.

Mi gato duerme mucho, ¿Es posible que esté enfermo?

Ciertamente que el hecho de dormir mucho, puede ser un indicio de enfermedad, pero tomando en cuenta que un gato adulto sano es capaz de dormir unas 16 horas cada día.

Solamente debemos alarmarnos si sobrepasan este promedio de descanso o si en sus horas de estar despiertos, se muestran tristes y sobre todo si pierden el apetito.

Pero existen además otros episodios que suelen acompañar a los aspectos antes citados, si además de volverse apáticos y de dormir más de la cuenta, presentan vómito, diarrea, o intranquilidad, quejas o maullidos prolongados e incesantes, se debe consultar al veterinario.

Pues podríamos estar ante un simple embarazo en el caso de las hembras, o alguna enfermedad.

Si es un señor gato el que está presentando estos síntomas, podría tratarse de cualquier tipo de dolencia que puede ir desde un envenenamiento, una mala digestión o hasta alguna enfermedad de consideración.

Debemos estar atentos porque cuando un gato está enfermo, suele esconderse de los humanos.

Si lo notamos huidizo y esquivo, debemos llevarlo al médico para que tome su temperatura y le practique los exámenes necesarios para descartar o diagnosticar el motivo de sus padecimientos.

¿Por qué a los gatos les gusta dormir con sus dueños?

A los gatos les encanta dormir con sus dueños porque de esta manera se sienten seguros, protegidos y consentidos.

Pero realmente esto no es todo lo aconsejable que quisiéramos, pues se deben tomar en consideración los riesgos de contagiarse de algunas enfermedades propias de estas razas.

Una de las razones del porqué a los gatos les place dormir con sus dueños, es para manifestarles su amor y agradecimiento, si lo oyes ronronear, si alza la cola, si te mira y parpadea, si se refriega contra ti, si te lame o te trae una de sus presas, tómalo como una muestra muy valiosa de amor.

A los gatos les gusta dormir con sus dueños porque de esta manera pueden dormir más profundo y confiados en que sus amos velarán su sueño y les protegerán de cualquier peligro.

Cuando tu gato busca acercarse a tu cara, no lo rechaces de sopetón, te está manifestando amor y aunque no es bueno dejarte lamer en la cara, apártalo con suavidad para no desdeñarlo y herir sus sentimientos.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)