¿Cuándo abren los ojos los gatos?

Muchas personas desconocen algunos aspectos muy importantes de la vida de los gatos. Por ello hoy podrás conocer uno de estos, y es saber ¿Cuándo abren los ojos los gatos?

Pues no los abren en el mismo momento de venir al mundo, y no solo este sentido corporal tan relevante está retardado.

Debemos saber que también sus canales auditivos se encuentran cerrados y esta es la razón por la que los mininos, recién nacidos, dependen absolutamente de sus madres.

Sin embargo, si por alguna razón adversa, se ven privados de los cuidados de sus madres, los gatitos recién nacidos deben ser auxiliados con prontitud por una mano amiga que les prodigue sus primeros cuidados.

En este caso, no siempre será una madre sustituta la que les proporcione su leche materna, sino más bien las manos de un cuidador.

Estos deben ser alimentados con biberones en caso de que sean separados de su madre, pues por sí solos morirían de hambre en pocas horas, ya que su ceguera y su sordera los imposibilita por completo para buscar alimentos por sí mismos.

Los primeros días en la vida de un gato son absolutamente cruciales, pues necesitan con premura ser alimentados y guiados para dar sus primeros pasitos y poder desenvolverse como seres vivos antes del destete.

¿Cuándo abre los ojos por primera vez un gato?

Después de la primera semana de vida, es que los gatitos bebes comienzan a abrir sus ojitos, durante su primera semana de vida se mantienen con los ojos cerrados y sin ni siquiera oír lo que sucede a su alrededor.

Algún tiempo más tarde del nacimiento, los gatitos deben permanecer cerca de su progenitora para que esta les dé calor y alimento.

Solamente después de los ocho días de nacidos es que comienzan progresivamente a abrir sus ojitos, sin embargo, su visión es muy precaria y solo logran distinguir imágenes muy borrosas.

La fecha más aproximada a la mayoría de los casos se ubica en el décimo día después de su nacimiento.

La mayoría de las veces se mantienen muy pegados de su celosa madre, quien los protege hábilmente de cualquier otro animal e inclusive de los mismos seres humanos que se encuentran a su alrededor.

Las gatas recién paridas son muy celosas y cautelosas con sus crías, es por ello que es preferible no molestarlas en el periodo de lactancia hasta que esta considere que ha llegado el momento de ser destetados para que se vayan abriendo paso en la vida.

En algunas excepciones pueden abrir sus ojos antes de los diez días de nacidos, pero de cualquier forma siguen dependiendo de sus madres, por lo que no son capaces de enfocar bien.

Y, por este motivo, no pueden advertir los peligros que les rodean ni explorar el mundo al que han llegado.

¿Los gatitos están ciegos al nacer?

En realidad, no se trata de que los gatos, al nacer, estén condenados a una ceguera permanente, aunque en algunos casos sí que es así.

La mayoría de los gatitos afortunadamente logran tener una visión perfecta después de su segunda semana de vida. Solo en una pequeña minoría estarán condenados a una ceguera permanente después de su nacimiento.

La ceguera de los gatos es probable, todo va a depender en gran parte de su descendencia, pues en gran parte deviene de las razas a las que pertenecen.

Pero sí, al nacer todos los gatitos son invidentes y con el pasar de los días van abriendo sus ojitos hasta más o menos a los diez días, en la segunda semana pueden enfocar bien los objetos.

Después de poder abrir los ojos, los gatos aún no pueden ver, solo unas 24 horas después es que la vista se les va aclarando poco a poco hasta lograr una visión normal en su gran mayoría.

Así que solamente después de este periodo de 24 horas después de haber abierto los ojos, es que los gatos obtienen una capacidad visual normal para enfrentarse a sus primeros recorridos.

¿Cuándo empieza a ver un gato?

Cuando los gatos nacen, en primera instancia son realmente invidentes, es decir, ciegos totalmente, tanto es así que ni siquiera abren los ojos.

Es exclusivamente con el pasar de los días que van poco a poco abriendo los ojos hasta más o menos unos diez días después de haber nacido.

Esto es normal y para las personas que no se han enfrentado a este proceso de ver parir a una gata y de criar sus gatitos, es necesario que se documenten un poco para poder entender este proceso natural en la vida gatuna.

No es motivo de alarma que los gatitos se mantengan con los ojos cerrados por varios días después del nacimiento, pues es su naturaleza estar invidentes y de ojos cerrados en sus primeros días.

Ya verán que con los días ellos, de manera natural, irán abriendo sus ojitos y se les irá aclarando su visión. Este es un proceso natural, como ya dijimos, al cual nos debemos acostumbrar a aceptar.

De hecho, los seres humanos, aunque nazcan en su gran mayoría con los ojos abiertos, tampoco enfocan perfectamente.

Pero en el caso de los gatos, este proceso es mucho más lento, pero es alentador saber que no se debe a ninguna anomalía y que en unos cuantos días, no más de diez, sus gatitos irán abriendo los ojitos.

Luego podrán ver perfectamente a los tres meses de vida, que es lo que más o menos dura este proceso de alcanzar la mayor capacidad visual.

¿Qué sucede si un gato no abre los ojos?

En algunos casos, los gatitos recién nacidos, pueden permanecer con los ojos cerrados, aún después de haber superado los diez días de vida.

En estos casos, sobre todo si vemos que presentan algún tipo de supuración, es necesario acudir a un veterinario.

Podría tratarse de una anomalía conocida como protrusión de la membrana nictitante, esto es algo que viene desde el embarazo, es decir, nacen con esta condición que implica ceguera absoluta.

Afortunadamente con la intervención oportuna de un veterinario, esta situación se puede corregir para que tu mascota pueda incorporarse a la vida con naturalidad.

Si los gatitos abren sus ojos a la segunda semana de su nacimiento, esto indica que las cosas van bien, pero debes tomar en cuenta que su visión óptima, solo se va a conseguir después de los tres meses de vida.

Es decir, que debemos aceptar con resignación, que es normal en los gatos, que el proceso de la visión se complemente después del nacimiento y de una forma progresiva. Ningún gato nace con los ojos abiertos y mucho menos con una visión normal.

¿Cómo podemos ayudar a un gato a abrir los ojos?

Si aun teniendo este conocimiento previo y toda la experiencia de haber asistido al embarazo y parto de una gata, en alguna o algunas oportunidades, notamos que uno de los gatitos no abre sus ojos al tiempo indicado, es hora de llevarlo a su veterinario.

Sin embargo, existen algunos métodos caseros que podemos aplicarles de primera mano para intentar solucionar este problema sin tener que recurrir al galeno.

Para ello debemos tener un compás de espera, pues algunos gatitos pueden extenderse hasta tres semanas para lograr abrir sus ojitos.

En estos casos podemos lavarles los ojos con agua de manzanilla para retirar las lagañas que se acumulan en la parte externa de los párpados y que pudieran ralentizar este proceso natural.

También, probablemente haya que recurrir a unas gotas para combatir algún proceso infeccioso ocasionado por un herpes felino.

Aconsejamos no automedicar a los gatitos, pues los motivos que le impiden abrir sus ojos con naturalidad pueden ser casi naturales.

Pero si no ceden con el agua de manzanilla, es necesario acudir al veterinario para un tratamiento adecuado y sus respectivas dosis y cuidados complementarios.

Pudiera también tratarse de la bacteria clamidiosis, en estos casos se debe suministrar el antibiótico correspondiente, pero esto lo debe prescribir el veterinario tratante con sus respectivas recomendaciones y dosis correspondientes.

También los hongos pueden causar estragos en los gatitos recién nacidos, esto debe ser diagnosticado por un médico veterinario, y saber si se trata del criptococosis, para tratarlos adecuadamente.

¿Qué puede suceder si el gatito abre los ojos antes de tiempo?

También puede ocurrir lo contrario, es decir, que un gatito abra sus ojos antes del tiempo estimado, que ya sabemos que son al menos dos semanas.

Si vemos que abren sus ojos mucho antes de pasar estos días, o más aún que nacen con los ojos abiertos, debemos darnos por satisfechos, pero no indica que vean.

Sin embargo, el hecho de que abran los ojos antes del tiempo estimado, es un indicio de que logrará alcanzar su agudeza visual en menor tiempo que el resto de la camada, y que, por lo tanto, podrá comenzar a socializar primero que sus hermanos.

No obstante, se debe estar alerta y brindarle todos los cuidados necesarios, porque, aunque haya abierto los ojos prematuramente, seguirá siendo un gatito inexperto.

Por tal motivo, requerirá de mucha atención para que, por su curiosidad natural e inexperiencia, no vaya a cometer imprudencias, que puedan costarle la vida, o al menos un percance serio.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)