Métodos anticonceptivos para gatos

El embarazo en los gatos es algo que forma parte de su estilo de vida, pues de manera instintiva buscan la manera de reproducirse, pues es su manera de preservar la especie, y claro, la gata al estar embarazada y posteriormente tener a sus cachorros es una escena muy bonita, si este es tu caso, es mucho mejor cuando dispones de los recursos para atender a la madre y cada uno de sus cachorros.

No obstante, también está el caso en el que mantener a los cachorros y a la madre es inviable, es por ello que estos escenarios es vital evitar la creación de una camada de gatitos, pues no será productivo para ellos y mucho menos para ti.

Por esta razón es que vamos a comentar todas las opciones que existen al día de hoy para evitar el embarazo, así que sigue leyendo, mantén la atención y toma de nota de los diferentes métodos anticonceptivos que exponemos aquí, además de los diferentes aspectos que se encuentra a su alrededor. ¡Vamos a ello!

Métodos anticonceptivos para gatos

Además de la castración (Tema que tocaremos más adelante) también podemos encontrar otros métodos de anticoncepción para nuestras mascotas, en este caso son únicamente para las hembras, por esta razón hablaremos de los métodos que existen para los machos.

En ese sentido, vale decir que estos métodos anticonceptivos son tratamientos hormonales que se enfocan en que las gatas en este caso no tengan la etapa de celo y por ende, no queden embarazadas.

Estas son algunas ventajas que tienen este tipo de  tratamientos anticonceptivos ante la castración

  • Con vista en el corto plazo, esta es la vía más asequible a nivel económico para evitar que tu gata no quede embarazada, claro, si lo comparamos con el proceso de castración.
  • Tienen una vía de administración muy sencilla, y es sin importar si se trata de una pastilla o inyección, estas se aplican de manera rápida durante la consulta con el veterinario.
  • Estos métodos anticonceptivos cuentan con la ventaja de que se pueden revertir, y es su administración se puede realizar durante un tiempo determinado y si en cualquier momento se desea que la gata de a luz, con parar el tratamiento es suficiente.
  • No requiere intervención quirúrgica, y es que a diferencia de la castración, el suministro de los diferentes tratamientos anticonceptivos representan una opción de mucha ayuda sobre todo y su gata presenta una contraindicación para una cirugía.

Inconvenientes que presentan los diferentes tratamientos anticonceptivos para las mascotas

  • No se considera como un método anticonceptivo totalmente definitivo, ya que en casos donde la administración del medicamento deja de funcionar, la gata puede quedar en embarazo, y esto se debe a en muchos casos la duración de los efectos del medicamento dura un tiempo determinado o bien, porque la efectividad del mismo no es de un 100%.
  • La administración de estos tratamientos debe realizarse de manera muy rigurosa en lo que respecta a la duración de su efecto, es algo que se debe tener en cuenta.
  • Si bien en el corto plazo puede resultar una opción más económica que la castración, en el largo plazo ya no lo es.
  • Pueden aparecer determinados efectos secundarios por su consumo, y esto se debe al coctel de hormonas en los que están basados este tipo de medicamentos, los cuales en casos concretos pueden llegar a provocar infecciones en el útero, tumores mamarios o el útero, y demás tipos de afecciones.
  • En caos de que el animal presente patologías hormonales, el consumo de este tipo de tratamientos puede llegar a ser contraproducente.

¿Cada cuánto tiempo se administran?

Anteriormente ya hemos dado pequeñas muestras sobre los diferentes métodos anticonceptivos aparte de la castración o esterilización, siendo las inyecciones y pastillas las opciones más rápidas y sencillas de administrar.

Y en lo que respecta al tiempo en el que deben ser suministradas, podemos empezar por las inyecciones, las cuales son aplicadas normalmente cada 5 o 6 meses.

Por el lado de las pastillas, su administración se suele emplear en función del animal, es decir si es perro o gato, en el caso de las petras, su administración se realiza una vez al día, mientras que en gatas es una vez al mes.

Por supuesto, esto también va a depender del peso del animal y demás indicaciones del veterinario para la aplicación del tratamiento.

Por otra parte, algunos de estos tratamientos anticonceptivos necesitan de pequeños períodos de descanso, y es que su aplicación no se puede realizar a lo largo de la del animal, no obstante, si no quieres que tu mascota caiga en embarazo, mantén especial cuidado durante esa etapa de descanso, ya que puede presentar el celo y quedar embarazada.

Pastillas anticonceptivas para gatas

Ya comenté de manera muy breve sobre ellas  anteriormente, pero ahora entramos más en detalle sobre las pastillas anticonceptivas para las gatas.

Básicamente, estas pastillas refrenan el ciclo sexual de nuestra gatita, evitando el período de celo y por ende, un embarazo. Además, como ya comentaba en el punto anterior, su administración va a depender de la composición de la gata.

Debido a que la manera de suministrar la pastilla es mediante la comida, es necesario que te cerciores que tu gata consuma en su totalidad el alimento donde se encuentra la pastilla. Además, ten en cuenta que la diarrea o los vómitos debido a las bolas de pelo pueden reducir la eficacia de este tratamiento.

Inyecciones anticonceptivas para gatas

En conjunto a las pastillas, ya comentaba que las inyecciones anticonceptivas para nuestras mascotas son un método bastante rápido de administrar, ya que es el veterinario quien se encarga de hacer la inyección durante la consulta.

No obstante, es importante que tu gata tenga la costumbre de visitar regularmente al veterinario.

Esta opción es la mejor cuando lo que se precisa es de un método anticonceptivo temporal. Además, en comparación con las pastillas, a través de las inyecciones tendrás una mayor garantía de que tu gata recibe la dosis necesaria de hormonas.

Sin embargo, es necesario tener en cuenta los efectos secundarios de este tratamiento, el cual puede provocar una alteración en el equilibrio hormonal de tu gata, pero de esto ya hablaremos en el siguiente punto.

Efectos secundarios de los anticonceptivos para gatos

Los métodos anticonceptivos mencionados anteriormente si es verdad que son una alternativa bastante buena, pero, no deberían ser considerados como una herramienta que deba ser usada de manera permanente.

En ese sentido, las pastillas e inyecciones son una opción aceptable para los cuidadores que desean mantener a su gata libre de embarazos solo por un tiempo determinado, si se desea una solución permanente hay otras opciones como la castración o esterilización.

Asimismo, estos últimos dos métodos anticonceptivos como ya explicaba anteriormente representan una alternativa económica en el largo plazo.

Además, que representa una opción que no es hormonal, por lo que también es más segura para tu gata, además, son métodos en los que el macho también se puede involucrar.

Métodos anticonceptivos para gatos hembra

Si bien los métodos anticonceptivos que hemos mencionado a lo largo de este artículo son para las hembras.

Dichos tratamientos pueden representar un riesgo para su salud si la administración de los mismos no es la adecuada, es por ello que vamos a comentarte sobre el método que se puede considerar de mayor seguridad y al mismo tiempo, de mayor eficacia.

A continuación vamos a comentar cuál es el método más eficaz cuando se trata de evitar el embarazo en nuestras gatas:

Esterilización quirúrgica

Este es un método irreversible, el cual si se lleva a cabo en una edad temprana puede evitar la aparición de cáncer de mama en la gata.

El proceso básicamente consiste en extirpar el útero y ovarios, además, una vez realizado el proceso, la gata va a requerir de una serie de cuidados específicos.

Métodos anticonceptivos para gatos macho

En el caso de los machos, existen dos vías que pueden evitar que este pueda engendrar y provocar el embarazo en una gata, dichos métodos son los siguientes:

Vasectomía

Si bien no evita la conducta sexual por parte del gato, es una opción que se puede tener en cuenta, ya que a pesar de no evitar la producción de testosterona, sí que evita que este pueda gestar, puesto que se basa en la sección de sus conductos deferentes, impidiendo de esta manera su capacidad de gestación.

Castración

La castración se trata de un proceso quirúrgico que sólo lleva unos 10 minutos de realización, y en el caso de los machos, este proceso resulta mucho más económico que en el caso de las gatas.

Básicamente, consiste en extirpar los testículos, y es una herramienta que resulta de gran ayuda a evitar las peleas entre gatos y el seguimiento de los para con las gatas durante el celo. A su vez, reduce en parte el olor de su orina.

Por otra parte, de igual manera que con la vasectomía, este es un proceso irreversible que también precisa de ciertos cuidados especiales sobre el gato castrado.

 

Francisco Javier García García
Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)