Sonidos que utilizan los gatos para comunicarse

Los gatos para comunicarse utilizan una serie de sonidos además de los maullidos que producen, de hecho, tienen un centenar de diferentes sonidos pues son capaces de maullar, ronronear, chirriar, entre otros.

Cada sonido tiene un significado, pues es la manera en que ellos transmiten emociones y sensaciones, en líneas generales, los siguientes son los sonidos más comunes de un felino

Maullido

Sin lugar a dudas es el sonido que más se escucha en un gato, el maullido es de duración media al igual que su tono, cuando lo hacen normalmente están pidiendo algo.

Existen diferentes maullidos, por ejemplo, el maullido breve o corto, lo usan para saludar y normalmente lo acompañan frotándose contra las piernas.

El maullido largo y prolongado lo hacen para exigir algo, como la hora de la comida o la hora de salir.

Cuando los maullidos son repetidos, significan que el gato está emocionado, si el maullido es muy agudo es sinónimo de que algo le duele o le molesta; y por otra parte cuando el tono del miau es muy bajo a menudo significa inconformidad y es su manera de quejarse.

Ronroneo

En líneas generales, el ronroneo se entiende como un signo de placer, sin embargo, se ha demostrado que también los gatos lo usan como auto-calmante, y cuando lo hacen sin ningún tipo de estímulo o provocación, entonces es posible que le animal tenga algún tipo de dolor.

Bufido

Es una especie de silbido que dura casi un segundo y aprenden a hacerlo con apenas 3 semanas de vida, cuando un gato intenta defenderse o amenazar, puede abrir totalmente la boca y el aire es expulsado bruscamente, produciendo un bufido.

Sonidos que NO le gustan a tu gato

Los gatos tienen un oído muy desarrollado, su audición es muy sensible y por ello existen una serie de sonidos que les son desagradables, los ruidos fuertes o golpes los alteran y los ponen alerta.

La música demasiado alta, gritar o tocar un instrumento musical con mucha intensidad, les puede causar estrés, ansiedad e incluso pueden deprimirse.

El sonido de una bolsa de plástico arrugándose, los sprays, algunos silbidos, los sonidos de alta frecuencia, algunos aparatos electrónicos y cualquier sonido brusco, puede alterarlos y provocarles estrés.

Sonidos para asustar a los gatos

Los gatos por ser animales con audición sensible, suelen asustarse con muchos sonidos, pues sienten que corren peligro y se sienten asechados, los sonidos que más asustan a los gatos son:

  • Sonidos tipo bufido: Este sonido lo hacen los gatos cuando se sienten amenazados, por lo que escucharlo representa para ellos un peligro inminente, por ejemplo, el sonido de una bolsa o algunos silbidos.
  • Ruidos con frecuencias muy altas: Cuando se enciende el ordenador o el televisor y tiene mucho volumen, lo más probable es que si el gato está cerca brinque asustado intente correr del lugar.
  • Sonidos repentinos: Se asustan fácilmente con sonidos fuertes y repentinos, como, por ejemplo, cuando una puerta se cierra por acción del viento o el sonido de un timbre.
Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)