Los sentidos de los gatos

Rate this post

Los sentidos de los animales funcionan de acuerdo a sus necesidades de supervivencia y para adaptarse al ambiente. Es importante conocer los sentidos de los gatos, ya que es una buena manera de comprender el comportamiento felino y como es su relación con el ambiente.

Cabe mencionar que el sentido que más se destaca es su visión, es muy propia entre los depredadores, por su gran sentido del tacto y su paladar que los caracteriza por ser selectivos.

Por naturaleza, los gatos son cazadores, depredadores y mamíferos carnívoros, es por ello, que puede percibir de un modo particular el mundo y lo que sus sentidos se enfoquen especialmente

Un felino, a diferencia de otros animales, además de tener sus 5 sentidos, se le añade uno más. Es por este motivo que tienen un sistema sensorial superior y desarrollado en el oído y la vista.

Es por eso que las mascotas se convierten en superhéroes porque pueden ver en la oscuridad y diferenciar sonidos a frecuencias imperceptibles del oído humano. Te invito a continuar leyendo este artículo y sabrás porque los gatos son súper especiales.

Conoce los sentidos de los gastos

El gato doméstico dejo de pertenecer de los desiertos tórridos para ser el consentido de la casa. A pesar de este cambio radical de vida, mantienen sus sentidos con percepción extrasensorial.

El felino está equipado de manera natural con poderes especiales que le ha permitido cazar, sobrevivir por largas generaciones y perseguir. Por lo tanto, los cincos sentidos que definen como un gato con la capacidad de percibir al mundo de manera distinta.

Los gatos pueden percibir y escuchar todo. Además, hasta un roedor lo capta sin inconveniente. A diferencia de los perros, los gatos escuchan mejor. Por ejemplo, tienen entre un rango de audición 48 kHz a 85 kHz muy amplio a diferencia de otros mamíferos.

A continuación, conoce algunos detalles de los sentidos de los gatos:

La vista

Su amplio campo visual es superior a 200 grados, esto aumenta la profundidad, por tanto, es mayor al de los humanos. Además de, que ven con poca luz, ya que su retina aprovecha lo suficiente la luminosidad que hay, por lo que minimiza su precisión visual, puesto que se les dificulta detallar objetos estáticos.

De igual manera, tienen la capacidad de percibir los movimientos de cuerpos en la oscuridad por el calor que llegan a desprender. El ojo del gato se ilumina si una fuente de luz en la oscuridad.

El oído

El oído es súper sensible en altas frecuencias y pueden captar tonos muy sutiles, hasta mejor que los perros.

Entre sus características más llamativas en relación a sus orejas es que pueden moverse de manera independiente, debido a sus 27 músculos que están presentes.

Es decir, permite focalizar con precisión el origen de los sonidos. Es una forma delimitar en la distancia que se encuentra.

El olfato

En este aspecto, el olfato de los gatos ha desarrollado muy bien el sentido, es hasta catorce más fino que el de los humanos y el doble de células olfativas en la nariz.

Esto lo aprovechan para delimitar su territorio, conducta maternal y sexual, conducta agresiva y, localizar el arenero y la selección de la comida.

Asimismo, tienen un paladar sensitivo llamado órgano de Jacobson, que está en el paladar y permite saborear por medio del olfato en vez de por el gusto.

Tacto

Es el sentido más peculiar, ya que está concentrado en los bigotes, estos son conocidos como vibrisas, están presentes en las cejas o muñecas.

Éstas están conectadas con el sistema nervioso e indican proximidad a los obstáculos y las variaciones que hay en la presión del aire. Es muy interesante si la longitud supera el ancho y alto del cuerpo, puedan calcular lo ancho de los objetos y precisar si pueden pasar una abertura.

Es importante mencionar que las cerdas sensitivas pueden transmitir impulsos eléctricos que se relacionan con impresiones táctiles al cerebro.

También, las almohadillas palmares y plantares cuentan con sensores de gran sensibilidad. Estos tienen la capacidad de percibir las vibraciones de los suelos que los humanos no captan con facilidad.

El gusto

El sentido del gusto no está muy bien desarrollado, es decir, tienen menos papilas gustativas. Es por este motivo que no tienen gran capacidad de percibir el dulce en los alimentos. De acuerdo a los expertos, esto se debe a su naturaleza de ser carnívoro y la alta dieta en proteínas.

Las papilas gustativas de los gatos están en la punta, base de la lengua y lados. Además, son ásperas, lo que permitirá sujetar muy bien las presas y acicalarse.

La lengua del felino es un músculo en forma de cuchara, puesto que le ayuda a beber agua y tiene gran sensibilidad porque tienen terminaciones nerviosas. Al nacer los cachorros cuentan con este sentido superdesarrollado, pero a medida que crece va disminuyendo.

¿Cuál es el sexto sentido de los gatos?

Los felinos son completamente auténticos, ya que tienen un sexto sentido de la orientación. Hay varias teorías que indican que los gatos tienen un tipo de GPS interno que llegan a sentir el campo gravitacional del planeta, es decir, pueden encontrar fácilmente el regreso a casa.

En este sentido, hay historias de mascotas donde regresar a casa desde miles de kilómetros de distancia ha sido dificultoso.

Esto se debe a que debe haber precaución si los felinos están acostumbrados a estar todo el tiempo en el exterior.

De igual manera, este sentido misterioso, también, tiene percepción de hechos futuros. Un hecho muy resáltate es cuando los gatos ponen a salvo a sus crías horas antes de empezar un incendio. Además, otro aspecto interesante, es que los gatos llegan a notar la muerte de un humano.

Es por esta razón que los expertos señalan que el sentido de la orientación es totalmente real, por lo que señala que los felinos son una especie única.

A demás, hay profesionales que dicen que los gatos tienen cierta cualidad interna que les da facilidad de sentir el campo gravitacional de la tierra y logra encontrar el camino a casa.

Es probable que usen muy bien sus sentidos para saber cómo moverse, ya que las vibrisas reconocen su ambiente, el oído detecta los sonidos familiares y es por ello que siempre regresan.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)