Sukii, la gata bengalí viajera

Los gatos bengalís tienen la particularidad de que provienen de una mezcla entre un gato de bengala salvaje y uno doméstico, lo que hace que tenga un carácter dócil y silvestre a la vez, por lo que su forma de ser es única; tanto así que se convierten en excelentes compañeros de viaje, como es el caso de Sukii.

¿A quién no le gusta viajar por el mundo, explorar y conocer nuevos territorios? Los gatos bengalís no son distintos y por eso es que Sukii, un gato viajero oriundo de Canadá, se ha convertido en un personaje público muy reconocido, en vista de que es la mejor compañía de aventuras de su dueña.

¿Quién es Sukii?

Sukii es un gato de raza bengalí que ha causado un revuelo en Instagram por el fiel acompañante de aventuras de su propietaria, quien le ha creado una cuenta a su felino para dar a conocer al mundo lo adorable e interesante que resulta tener un gato de esta raza.

sukii gato bengalí

En dicha cuenta, su humana publica fotografías, anécdotas e historias tipo bitácora de todos los lugares que visitan juntos, dentro del territorio canadiense, donde se conjugan a la perfección los hermosos paisajes de ese país con la belleza natural que posee este ejemplar.

Sukii, revolucionado Instagram

La revolución que causó y sigue ocasionando Sukii en Instagram se debe principalmente al atractivo natural que tiene este representante felino de la raza bengalí, quien se nota que disfruta al máximo todos los viajes y aventuras a los que lo lleva su humana.

Como es propio de su raza, Sukii no le tiene miedo ni a las alturas ni al agua, por lo que no existen límites para él a la hora de posar frente a una cámara fotográfica en un sitio rodeado de aguas cristalinas, cascadas, árboles, rocas, entre otros elementos propios de la naturaleza.

La cuenta de Instagram de este precioso gato es @sukiicat. En ella puedes observar imágenes realmente impresionantes de este felino tan peculiar que no teme ir en la mochila de su dueña hacia el destino natural que ella prefiera.

Hoy en día cuenta con 1,9 millones de seguidores de todo el mundo, quienes admiran tanto el atractivo físico de esta mascota, como su tranquilidad mientras está en contacto con la naturaleza. De hecho, en algunos videos se observa como acompaña a los humanos en un lago, dentro de una embarcación, mientras éstos van remando paulatinamente.

Sukii, el gato aventurero

Los gatos bengalís por naturaleza son aventureros, curiosos, juguetones y cargados de energía. Estas características han sido muy bien aprovechadas por su humana, quien lo ha incentivado a disfrutar con seguridad todas las actividades que ella realiza al aire libre, explorando montañas y terrenos rodeados de paisajes de ensueño.

sukii el gato aventurero

Sukii ha tenido la dicha de viajar con su dueña a diferentes países del continente europeo, México, Estados Unidos, entre otras naciones en las que ha disfrutado al máximo diferentes tipos de paisajes siempre al lado de los humanos. De hecho, ha tolerado hasta seis horas de vuelo sin que esto le provoque algún tipo de estrés, pues suele verse muy relajado en los videos y fotografías de su cuenta en Instagram.

Per Sukii no está solo, pues también suele disfrutar algunas salidas hacia montañas altas y nevadas en compañía de un hermoso perro de raza Husky Siberiano, con quien comparte caminatas, campamentos y demás aventuras.

Esto demuestra otra de las características propias del carácter de los gatos bengalís: se llevan y adaptan muy bien a otras mascotas, tanto felinas como caninas.

Sukii, el gato que vive mejor que tú

Sukii es un gato realmente afortunado, pues vive con una humana en Canadá, quien se encarga de proporcionarle todos los cuidados necesarios para garantizar su adecuada alimentación y estado de salud en general.

Esta mujer se ha encargado de llevar a Sukii a todas sus aventuras que incluyen la visita a lugares naturales fascinantes, contando para ello con todo lo necesario en pro del bienestar de su gato, como pecheras, correas, bufandas, jerséis, mantas, entre otros elementos adecuados para mantenerlo abrigado, seguro y tranquilo.

Es probable que las aventuras entre Sukii y su dueña continúen y visiten muchos lugares más juntos, pues es el compañero perfecto para ella, porque se comporta muy bien a la hora de trasladarlo, ya sea en su mochila de viaje, en una jaula para gatos o en los brazos de su humana.

Sukii es la demostración de lo perfecto que resulta un gato bengalí como mascota para un humano aventurero, pues sus genes silvestres hacen que disfrute al 100% la estancia en sitios rodeados de naturaleza y agua, en los que puede correr, trepar y jugar sin muchas limitaciones, drenando así la energía que suele caracterizarlos, sin dejar de lado ese rasgo tierno que lo hace buscar siempre la compañía de las personas.