Ácaros del oído en gatos

Rate this post

Los ácaros son muy comunes en los gatos, si no hay un debido cuidado llegan afectar a los oídos. Si quieres cuidar a tu gato de estos parásitos, debes tener en cuenta como detectarlos para acabar con estas enfermedades infecciosas.

La aparición de estos ácaros ha sido uno de los problemas principales ha puesto en riesgo la salud del felino. Además, que producen molestias, este parásito ocasiona enfermedades más fuertes si no se trata a tiempo. Por tanto, es muy importante conocer más sobre la prevención y curar la infección.

Este parásito afecta el oído, además, estos se alojan en el pabellón auditivo. Una señal muy habitual es cuando el gato se rasca mucho las orejas, también, suele sacudirse varias veces la cabeza.

Este tipo de ácaro provoca un picor fuerte en los gatos. Te invito a continuar leyendo este post para qué sepas como actuar si hay ácaros en el oído de los gatos.

¿Qué son los ácaros en oídos del gato?

Los ácaros son un tipo de parásitos internos y externos, son el enemigo principal de la tranquilidad y salud de los gatos. Si pensamos por un momento lo incomodo que sentir algo diminuto en el oído, entonces, entenderás lo molestoso que resultarán en los oídos de los gatos.

Estos parásitos no se ven con facilidad, para ello es esencial un microscopio para observarlos, a diferencia de otros, como las garrapatas, que miden algunos milímetros.

Hay diferentes tipos de ácaros que afectan considerablemente a los felinos, el más conocido es el Otodectes cynotis. Su ciclo de vida es de al menos tres semanas a partir del nacimiento del huevo hasta la adultez, luego comienza su reproducción en la parte interna del oído del gato.

Esto es muy común en gatos que salen a la calle, esto afecta al gato en cualquier edad, además si este no sale. Esto suele ser común en perros y hurones, así como su contagio se puede deber si ha estado en contacto con un gato infectado.

Sabías que son pequeños arácnidos que llegan a medir menos de un milímetro de longitud y llegan hasta otras plantas. Hay cerca de 50.000 variedades y algunos afectan a los gatos

¿Cuáles son los tipos de ácaros en oídos del gato?

Estos ácaros se mantienen en la piel de las mascotas con la finalidad de que se alimenten de ella. Se pueden mantener en la dermis o, al contrario, penetra en la piel porque consigue excelentes condiciones para desarrollarse. Si no se actúa de inmediato, los ácaros aumentan su número y crece la infección.

Hay diferentes tipos de ácaros en gatos, a pesar de la otitis y la sarna son frecuentes, no los únicos. Entre los más destacados son: demódex cati, notoedres cati, demódex gatoi, cheyletiella y el más común otodectes cynotis.

Este último es uno de los casos más repetitivos, pues están en los oídos de los animales y se adaptan a cualquier condición.

Al localizarse en el conducto auditivo, causan mayor infección y la gravedad de esto es llegar a zonas de la cabeza y la cara del felino.

La cola también se puede infectar, especialmente en la parte superior, esto se debe por la forma en que los gatos duermen.

¿Cuál es el ciclo de vida del Otodectes Cynotis?

El ciclo de vida del otodectes cynotis es de tres semanas. A continuación, conocerás sus fases:

Lo huevos del ácaro se eclosionan después de 4 días dentro del canal auditivo. La larva empieza alimentarse y pasa por los estadios ninfales. Después de 21 días de la eclosión, está el adulto preparado para reproducirse y mantener la infestación.

Cerca de 8 semanas viven, pero aprovechan muy bien su intensa reproducción. Tienen un color blanquecino, por ejemplo, las hembras miden el doble del tamaño que los machos, pero no es más de 0,5 mm.

Se pueden llegar a catalogar como minúsculos ya que, dependiendo del tamaño del felino amigable, se observan fácilmente usando un otoscopio.

A pesar de que el conducto auditivo es su hábitat, logra extender a la cabeza y cara para formarse como una infestación muy grave.

Al alimentarse del conducto auditivo externo, su saliva provocaría prurito e irritación, esto provoca una sobre secreción de glándulas.

Aunque los gatos se enfermen, los ácaros no son muy peligrosos para ellos. Hay excepciones como la inflamación del oído externo que se extienda al oído interno o medio.

Los síntomas más comunes de los ácaros del oído en gatos

Estos ácaros en el oído provocan la otitis externa parasitaria. De acuerdo con el tamaño de la infestación, los síntomas son diferentes en los gatos:

  • El picor es muy común que se rasquen mucho los oídos y se sacuden la cabeza.
  • Hay depósitos oscuros, estos son muy parecidos al poso del café en el oído. Estos se componen de excrementos de ácaros, sangre y secreción celular y auditiva.
  • Se observan claramente la formación de escamas.
  • También hay caída de pelo, pústulas y enrojecimiento.
  • Hay formación de costras e infecciones bacterianas.
  • No son comunes la otitis media e interna, a veces la encefalitis está presente.

¿Cómo se detecta los ácaros del oído en gatos?

Los ácaros del oído en gatos no se logran ver con facilidad a simple vista, para su diagnóstico el veterinario debe confirmar.

Durante el chequeo general, se recopila principalmente todos los síntomas del gato. Luego, realiza un examen especial con otoscopio que facilita observar los oídos del gato que permite ver el conducto auditivo.

En algunos casos, los ácaros se detectan como puntos que se mueven en el oído. Por ejemplo, si el conducto tiene una mancha oscura cerosa, el veterinario hace un frotis. Además, los ácaros bajo el microscopio se ven con claridad.

¿Cómo se contagian los ácaros?

Los ácaros con sus bucales masticadores llegan a ingerir las secreciones celulares y células cutáneas. Conoce como son los contagios de estos parásitos:

 Contagio gato a gato

Estos parásitos son exageradamente contagiosos. Las vías de contagio son las siguientes:

  • Cuando hay contacto directo con un gato sano y otro infestado.
  • Contacto entre gatitos y la gata infestada. Es decir, en la crianza, es probable que la madre sea transmisora de ácaros a sus crías, pues hay un contacto estrecho entre ambos.
  • El contacto directo con la cama o manta del gato es probable que sea posible. Además, no es una vía principal de contagio.

Contagio gato a perro

Los ácaros afectan a los perros, pero son poco propensos a tener una infestación con estos parásitos. Si detectas que en el oído del gato hay ácaros, es recomendable empezar un tratamiento para prevenir al gato.

Para ello, el veterinario recetará el mejor, debido a que es una manera prevenir algunas otitis y eliminar riesgos.

Contagio gato a persona

Este tipo de contagio es poco frecuente. Aunque no se descarte que ocurra un Síndrome de Noé, donde es probable un hacinamiento de gatos enfermos.

¿Cuáles son los tratamientos más comunes?

Para ir eliminando los ácaros están los tratamientos con medicamentos o acaricida y otras medidas.

Para que desaparezcan esto de mantenerse al menos por 3 semanas. Si tienes más gatos en casa, hay tratar que el resto no se contagien. De acuerdo con la intensidad de la infestación, el especialista prescribe algunos medicamentos e inclusive combinaciones.

Estos son los fármacos que más utilizan; antiparasitarios, ungüentos antiinflamatorios y gotas para aquellas infecciones secundarias bacterianas.

Para que estos tratamientos sean potentes, es primordial limpiar con cuidado el pabellón auditivo con un paño humedecido para la disolución de costras.

En este sentido, hay medidas que ayudan a mejorar en el menor tiempo, como optar medidas personales.

Es importante desinfectar las superficies a fondo como los cepillos. También, es esencial mantener la limpieza hasta que el tratamiento dure.

Es de gran importancia que se limpien cuidadosamente las orejas de los gatos al menos 2 veces a la semana.

Con mucho cuidado se hace la limpieza, se extiende el producto con masajes muy suaves. Los limpiadores para ácaros son eficaces para combinar con otros tratamientos.

Otro producto fundamental son las pipetas que se aplican en la piel del gato, se absorbe en la sangre para que los ácaros se mueran cuando se alimenten de esta sangre. Esto se repite durante 3 semanas, ya que eliminan la infección y es un método prevenido para que los parásitos se propaguen.

La limpieza de los oídos de los gato es recomendable hacer cada 5 días y hasta 3 veces en el mismo día.

¿Qué probabilidades hay de curarse los ácaros del oído en gatos?

La infestación por ácaros del oído en gatos es muy fácil de curar. Aunque, es esencial mantener el tratamiento de manera estricta por al menos las 3 semanas obligatorias.

Es una manera de que estos parásitos incómodos desaparezcan, por ejemplo, el picor desaparece en pocos días.

Para que el pronóstico sea el más indicado para el gato hay que ser consistente durante el tratamiento para que todo surja efecto.

¿Cómo prevenir la infestación de ácaros del oído en gatos?

Con algunas medidas lograrás prevenir que tu gato llegue a infectarse por ácaros en la oreja. Lo más sencillo serían las pipetas o collares. Además, la limpieza con productos especiales, así como en zonas de descanso.

Para que la prevención sea efectiva es fundamental revisar sus orejas, si notas que se rasca constante y de manera regular desparasítalo. A pesar de no ser muy grave, si es común y molestoso para el felino.

Por ejemplo, un buen antiparasitario es perfecto. La selamectina es un medicamento de gran ayuda para ácaros y otros parásitos como pulgas. Este se usa sobre la parte posterior del cuello para evitar el desarrollo de más parásitos.

Aunque los ácaros tienen un tratamiento y una sencilla solución, es mejor prevenir que curar. Por ello, ten cuenta estos pequeños trucos para evitar que las orejas de tu gato se infecten de ácaros:

Es esencial proteger las patas del gatuno con fipronil, este combate garrapatas, pulgas y piojos. Si tu gatito se rasca la oreja puedes usar esta protección ante la infestación por ácaros.

Otro punto clave es la limpieza de los espacios, para ello usa insecticidas ambientales que combatan estos tipos de parásitos.

Finalmente, mantener un buen sistema inmunitario fortalecido del gato, ayuda a que estas infestaciones se prevengan. Para ello es ideal mantener una alimentación sana y calidad de vida. Además, asistir frecuentemente al veterinario para un control adecuado en la salud del gatito.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)