Gatos y árboles de Navidad: cómo conseguir que tu árbol y los adornos sobrevivan

Cuando llega la Navidad y se encienden las luces, también se prenden las alarmas en los hogares donde hay un gato, ya que es una época que representa estrés y peligro, pero al mismo tiempo diversión para los felinos que están acostumbrados a trepar por todos lados de la casa, y en muchas ocasiones terminan destruyendo el árbol de Navidad antes de la nochebuena.

En este artículo te indicaremos algunos cuidados que debes tener para impedir situaciones de peligro, tanto para tu gato como para los adornos. Muy pocos instantes en la vida de los felinos son tan emocionantes como la época navideña, donde hay resplandecientes luces, brillantes bolas, coloridas guirnaldas y cintas decorativas por todos lados.

Pero a la vez, esta temporada del año representa una de las más riesgosas para los gatos, ya que se pueden registrar bastantes accidentes con los mininos, de acuerdo con las estadísticas indicadas desde los consultorios veterinarios.

Durante la celebración de las fiestas navideñas las personas están ajetreadas con la decoración en la casa, la preparación de la comida y el recibimiento de familiares y amigos. Con toda esta algarabía, puede ser que no se den cuenta de cómo afectan todos estos cambios a los felinos, así como de los riesgos a los que pueden estar expuestos.

Sin embargo, no debes preocuparte, ya que solo con un poco de consideraciones y precauciones se puede conseguir que tu gato también disfrute de estas fechas especiales sin mucho estrés y sin dañar la decoración de la casa o tumbar el árbol de Navidad.

Árbol de Navidad: conoce las razones del porqué tu gato lo ataca

La Navidad es una temporada del año en la que agregas mucha decoración en tu hogar, creando un ambiente acogedor en la casa, el cual puede desatar la curiosidad de tu gato.

Como ya sabes, a los felinos les fascina escalar y explorar por todos los rincones de la casa, y el árbol de Navidad con sus llamativos adornos es uno de los principales elementos más atacados por los gatos durante esta época.

No obstante, la rivalidad gato-árbol no es solo un asunto de curiosidad, pues de acuerdo con algunos expertos en conducta de gatos y veterinarios, se trata de un trasfondo instintivo que te contaremos en este post.

Existen dos principales motivos para que los felinos se lancen a atacar el árbol de Navidad, los cuales son la territorialidad y la curiosidad. Y es que el abeto estará ocupando un espacio que se mantenía libre hasta el momento, lo cual representa para el gato la invasión de un lugar que considera como suyo.

Al mismo tiempo, las mágicas luces y los colgantes adornos provocan una enorme curiosidad. En este sentido, el minino comienza con toques tímidos con sus patas, pero casi siempre acaba en un ataque campal.

Árbol de Navidad: conoce cómo evitar que tu felino lo ataque

Los felinos generalmente son imprevisibles y cuando así lo quieren también son difíciles de domar. Sin embargo, se pueden realizar algunas recomendaciones que ayudarán a que tu gato no acabe con el árbol de Navidad. Al respecto, presta mucha atención a estos consejos para que puedas disfrutar de unas tranquilas Navidades con tu mascota gatuna.

·        Elige adornos navideños discretos

Escoge adornos navideños pequeños o discretos para no llamar mucho la atención del felino, igualmente, puedes disminuir los ataques al abeto colocando los adornos más llamativos o excéntricos en la parte alta del árbol, pues hay posibilidades de que no se percate de ellos desde su visibilidad.

·        Rocía tu árbol de Navidad con un ambientador con olores cítricos

A los gatos no les gustan los olores cítricos debido a que su olfato está bastante más desarrollado (mucho más que el de los seres humanos), por eso les parece muy fuerte y no son de su agrado. Si rocías el árbol de Navidad con algún ambientador o perfume cítrico, será mucho más fácil que el felino no se acerque para explorar o atacar.

·        Que el árbol sea pequeño. De este modo no llamará la atención de tu gato

Si colocas un pino pequeño y discreto puede ser que no despierte tanto la curiosidad de tu gato, en comparación con un árbol de Navidad bastante alto o repleto de luces y adornos. Un abeto pequeño puede parecerle aburrido a los felinos y es mucho más fácil conseguir que no lo ataque. También puedes optar por colocar árboles que van colgados a la pared o para colocar sobre una mesa.

·        Ten a mano el papel de aluminio

Si tu árbol de Navidad no es natural, una buena sugerencia es utilizar papel de aluminio. Servirá para tapar o cubrir el pie de árbol y el cableado de luces.

A los felinos les genera dentera o rechinamiento el ruido que hace el papel de aluminio con las garras y los dientes, razón por la cual, no querrán arañar ni morder el área cubierta con dicho material.

·        Lastra el pie del árbol

Aunque te parezca fastidioso una de las maneras más efectivas para que tu felino no tumbe o destruya el árbol de Navidad es fijar el pie de este, sobre todo si es un pino natural. Colócale una base bastante pesada que evite que lo pueda derribar, también lo puedes fijar con cuerdas a alguna columna o pared cercana.

·        Utiliza un árbol de Navidad apto para gatos

Tradicionalmente, en los hogares no puede faltar el árbol de Navidad durante esta temporada especial del año. Pero si tienes un gato en casa, puedes optar por colocar un abeto original o que sea adecuado para felinos.

En la actualidad, en el mercado se comercializa un árbol que es considerado como apto para gatos. Dicho pino está conformado por un tronco largo que es coronado con la llamada copa del árbol; esto quiere decir, que la mitad de este desde el piso es tronco solamente, mientras que la otra mitad, que es la parte alta, sí tiene ramas.

De esta forma, la luz y los adornos que le coloques estarán bastante altos y el felino no los podrá alcanzar fácilmente.

·        Ofrécele a tu gato un espacio donde refugiarse para evitar el estrés

Los felinos se pueden perder entre un árbol cargado de coloridos adornos en la sala, brillantes luces en las ventanas, olores irresistibles de comida, música a todo volumen y seguramente, algunos invitados emocionados por la celebración.

Como ya sabes los gatos son animales de costumbre y no resisten de buena manera los cambios en su ambiente, que en esta ocasión es tu casa. En ese sentido, es importante que estés pendiente de cubrir sus necesidades para que no se estrese durante el festejo navideño.

Claro está que esto no quiere decir que tienes que dejar de celebrar estas fechas especiales, simplemente debes ofrecerle a tu felino un espacio confortable y tranquilo dentro de la casa, donde pueda estar relajado cuando desee. Pudiera ser una cama especial para gatos ubicada en el sótano o en una habitación, también puedes usar una caja de cartón acondicionada previamente para tu mascota gatuna.

Lo fundamental es que tu gato disponga de un lugar donde se sienta seguro y tranquilo, donde pueda salir y entrar a su gusto.

·        Coloca las velas y las luces lejos del alcance de tu gato para proteger sus patas

Las luces navideñas y las velas ofrecen un acogedor ambiente durante la época navideña, sin embargo, pueden ser un riesgo para los gatos en casa, pues ellos no saben que se pueden quemar con las velas o prender fuego solo con tirar el mantel que decora la mesa de la sala con cirios.

La luz llamativa de las velas despierta la curiosidad de los felinos, es por ello, que debes colocar lejos del alcance de tu gato los cirios encendidos para evitar que quieran jugar con ellos y que se quemen sus patitas o su pelaje.

Colocar luces tipo LED es una excelente alternativa, ya que no representan riesgos para los gatos; mientras que las luces artificiales son peligrosas para tu felino cuando son aquellas de enchufar. Es probable que el gato se enrede y se estrangule, o que se electrocute al morder el cable. Para evitar estos accidentes, ubica las luces en zonas altas y sin dejar cables colgando al alcance de tu mascota.

·        No lleves a casa olores o plantas que sean venenosas para los felinos

Para evitarle intoxicaciones a tu gato no lleves a casa plantas como por ejemplo la rosa de Navidad, el muérdago o la flor de pascua, ya que son tóxicas para los felinos. Si tienes un minino que acostumbra a morder toda clase de plantas, es mejor no llevar a casa ninguna de las mencionadas anteriormente. Cuando un felino ingiere una hoja de dichas plantas puede padecer de vómitos, diarrea, graves daños renales y fuertes convulsiones.

Igualmente, es peligroso cuando lamen los diferentes aceites con aromas que se usan para perfumar el ambiente durante las fiestas navideñas. Razón por la cual, debes evitar las plantas venenosas y los aceites aromáticos en casa.

Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)