Gatos que parecen tigres

Hay muchas personas aficionadas o amantes de los tigres y quisieran tener uno en casa como mascota; en este sentido, la solución a ello son los gatos que parecen tigres, ya que estas razas tienen rasgos físicos muy parecidos a los felinos salvajes.

Independientemente del hábitat o el tamaño de los felinos, todos en general tienen características físicas bastante similares, entre ellas se pueden mencionar los bigotes, las piernas, los ojos y otros rasgos de los gatos que son los mismos.

En el caso específico de los gatos que parecen tigres pero que son domésticos, es bastante notorio el comportamiento arraigado que mantienen de sus antepasados salvajes. Según algunos estudios, los gatos domésticos y los tigres siberianos poseen un genoma del 96%.

En la actualidad, hay una gran variedad de razas de gatos que han sido cruzadas con tigres salvajes con la finalidad de obtener felinos domésticos con la apariencia del rey de la selva y poder tenerlo en casa.

Mediante estos cruces se ha logrado crear razas que proporcionan la belleza y delicadeza de un tigre, con el temperamento pasivo de los gatos domésticos. Entre las razas de gatos que parecen tigres más famosos creadas por el hombre mediante las mezclas genéticas, podemos señalar las siguientes:

Bengalcat o gato bengalí, un tigre en tu hogar

El gato bengalí o bengalcat destaca por el pelaje idéntico al de los leopardos, se diferencia por tener manchas o pintas que en su exterior presentan tonos oscuros, pero que en el interior de las mismas tienen coloraciones doradas y marrones.

El pelaje de esta raza de gatos puede ser de varios colores, entre los que destacan el naranja, dorado, marfil, crema o amarillo. Es un felino bastante robusto, su tamaño es mediano y tiene una cola bastante gruesa. El precio de estos gatos oscila entre los 900 y los 2500 euros, en los criaderos certificados.

El Gato Toyger, gatos que parecen tigres

Los gatos toyger también se conocen como “gato tigre”, poseen una cola muy gruesa y larga con bastantes rayas negras. El pelaje de estos felinos tiene matices dorados, amarillos y naranjas, asimismo, es grueso y corto.

Es un gato bastante activo, le encanta explorar, jugar, correr, pasear y saltar de un lado a otro. El precio de un gato toyger está en el rango de los 1000 y 1600 euros, pero si es para la cría el coste se eleva a unos 3500 y 5000 euros.

Gato Savannah, un serval en casa

El gato Savannah tiene un pelaje igual al de un leopardo o un tigre con tonalidad ámbar y naranja, además posee puntos y rayas negras. Este felino es curioso, ágil y muy activo, es bastante parecido a uno salvaje, aunque el carácter es el de un gato doméstico.

Igualmente, podría alcanzar un peso de aproximadamente 25 kilos y su medida puede llegar a los 60 cm de altura. El precio de un Savannah ronda los 2800 y 7000 euros.

Ocicat

Los gatos que parecen tigres llamados ocicat tienen un pelaje de textura muy fina y presenta manchas y franjas que evocan el aspecto de un felino silvestre. Su característica principal es su cuerpo macizo y bastante musculoso.

Tienen la cabeza redondeada con una pequeña elevación que va desde donde está ubicado el puente de la nariz hasta llegar a la frente. Puedes encontrar un ocicat con precios entre los 600 y 1400 euros.

El Mau Egipcio

Esta raza de gatos presenta un tamaño mediano y su cuerpo es bastante robusto, además su masa muscular está muy bien desarrollada. Es un felino originario de Egipto, donde antiguamente se consideraba como un gato sagrado.

La característica destacada de este felino es su agilidad, también es muy cariñoso y bastante territorial. El precio de estos gatos que parecen tigres está alrededor de los 1000 y 3000 euros.

Cheetoh

El gato cheetoh tiene un pelaje bastante similar al de los tigres o los leopardos. Tiene líneas y manchas oscuras en su cuerpo. Registra un peso de aproximadamente 10 kilos y su altura puede alcanzar los30 cm.

Resalta por tener un carácter cariñoso y amable, además es muy enérgico y siempre anda saltando, jugando y corriendo.

Chausie

Su contextura es musculosa y robusta, tiene un manto con colores diferentes como plateado, negro oscuro, negro atigrado o pardo atigrado con tonalidades marrones y ocres.

Las orejas son inclinadas y puntiagudas, su pelaje es muy corto y las patas bastante largas. Puede pesar al menos 10 kilos y es muy parecido a un felino salvaje. Es muy inquieto y algo destructivo en casa. Su precio está ubicado entre los 1000 y 2000 euros.