Envenenamiento de nuestro gato bengalí en casa y cómo evitarlo

En nuestras casas siempre mantenemos algunos productos o sustancias químicas que pueden resultar peligrosas para tu gato bengalí, un ejemplo de ellas es el paracetamol, algunas flores o el chocolate, entre otras. En este artículo te indicaremos qué hacer en caso de tu felino presente envenenamiento y cuáles son los síntomas más comunes.

Igualmente, debes tener especial cuidado con algunos venenos que están destinados para matar insectos o ratas, así como medicamentos para humanos o cualquier sustancia tóxica que puedas tener en tu hogar, ya que pueden ser ingeridas por tu bengalí sin que te des cuenta y provocar un envenenamiento o intoxicación.

Por otra parte, si tu gato bengalí está acostumbrado a salir y entrar a la casa, presta mucha atención cada vez que lo haga, ya que pese a los avances con respecto a evitar el maltrato animal y fomentar el respeto hacia ellos, todavía existen personas inescrupulosas que ocupan su tiempo en envenenar a los gatos.

Si estás viviendo una situación de envenenamiento de tu gato leopardo, lo primero que debes hacer es tratar de mantener la calma para que puedas hacer una identificación de los síntomas que presenta el felino y actuar de manera correcta.

Mi gato ha sido envenenado ¿Qué debo hacer?

Si desgraciadamente tu gato bengalí ha sufrido un envenenamiento o una intoxicación por ingerir algún alimento o producto tóxico peligroso para su organismo, debes actuar de manera rápida pero manteniendo la calma. Además es de vital importancia que identifiques cómo se ha envenenado, para que puedas seguir algunos pasos.

En el caso de que la intoxicación haya sido por tener contacto directo con alguna sustancia química, debes lavar con bastante agua y de forma rápida el área del gato que fue expuesta al producto tóxico, ya sea el pelo, las patas o la boca.

De esta manera, estarás evitando que la sustancia tóxica se absorba. Para ello, no utilices ningún jabón o disolvente. Lo recomendable es que le coloques un cabezal si lo tienes en la casa, de lo contrario lo puedes envolver en una toalla así evitarás que el gato bengalí se lama.

Cuando ya hayas lavado la zona contaminada y controles el lamido, llévalo al veterinario para que evalúe los posibles medicamentos que requiera el felino para su total recuperación.

Si el envenenamiento es por la ingesta de algún alimento o sustancias químicas, solo debes agarrar a tu gato de bengala y acudir al veterinario urgentemente. No trates de provocarle el vómito, ya que eso puede resultar peligroso con algunos tóxicos tales como los abrasivos, además puede producir alteraciones secundarias como por ejemplo una neumonía por aspiración.

Si tu gato bengalí consumió algún producto químico, debes llevar la etiqueta del mismo para que el veterinario pueda ver su composición. Pero si comió una planta o flor y no sabes el nombre, le puedes hacer una foto para tratar de identificarla.

Posiblemente el veterinario considere la hospitalización del gato para así administrarle la terapia de soporte recomendada y poder controlar los síntomas que presente. También se puede requerir la realización de algunas pruebas que complementen el diagnóstico, como por ejemplo análisis sanguíneos y bioquímicos, para evaluar los daños causados en los órganos internos.

El pronóstico del envenenamiento del gato de bengala va a depender de algunos aspectos que dependen del producto tóxico, como por ejemplo la clase de sustancia ingerida, el lapso que pasó desde la ingesta o la cantidad de químico que consumió, así como también del mismo felino, como su estado de salud o la edad, entre otros aspectos.

¿Cuáles son los síntomas de envenenamiento en los gatos?

Desafortunadamente los síntomas que puede presentar un gato bengalí cuando se envenena son variados, pues están directamente relacionados con la causa que provocó el envenenamiento y con el nivel de intoxicación.

Sin embargo, aquí te presentamos algunos de los signos y síntomas más comunes que pueden manifestar los gatos de bengala cuando se han envenenado, entre ellos se encuentran los siguientes:

  • Presentan vómito y diarrea en algunas ocasiones con sangre
  • Una excesiva producción de saliva
  • Estornudos muy frecuentes y tos continua
  • Pueden manifestar irritación estomacal
  • Además se registra una irritación en el área de la piel que entró en contacto con el producto químico
  • Manifiestan dificultad para respirar
  • En algunos casos hay espasmos musculares de forma involuntaria, temblores y convulsiones
  • También pueden presentar depresión
  • Las pupilas se dilatan
  • Muestran debilidad
  • Registran dificultades para la coordinación de sus extremidades causada por desorden neurológico
  • En algunas ocasiones pierden el conocimiento
  • Orinan con mucha frecuencia
  • La lengua se puede colocar azul.

Estos y otros síntomas pueden servirte de alerta para advertir que tu gato leopardo ha consumido algún tipo de veneno y debes salir de inmediato al veterinario.

Los primeros auxilios en un gato envenenado

Si percibes algún síntoma de los mencionados anteriormente, debes actuar de acuerdo a la situación. Lo primero es llamar al veterinario, tratar de estabilizar al gato y recoger toda la información posible y una muestra del veneno que haya ingerido, lo cual será de mucha ayuda para que el veterinario pueda ayudar al felino.

Los primeros auxilios más comunes que se pueden prestar a un gato bengalí envenenado son los siguientes:

Si el gato presenta debilidad, está inconsciente o casi desmayado debes llevarlo a un espacio abierto, ventilado e iluminado para que reciba aire fresco y puedas observar con facilidad otros síntomas. Además, debes tener agua al alcance. Tienes que levantarlo con cuidado y agarrar todo el cuerpo de manera firme.

Cuando ya observes bien al gato llama inmediatamente al veterinario para que te indique los pasos a seguir, así tendrá más posibilidades de sobrevivir. Identifica el posible foco del envenenamiento, ya que es una de las primeras cosas que te preguntará el veterinario, para indicar si puedes provocarle el vómito al felino o no, pues hacerlos vomitar porque sí, puede ser contra producente si se trata de sustancias corrosivas o productos que puedan causar quemaduras como kerosene, gasolina entre otros.

No debes darle aceites, comida, agua, leche o cualquier otro remedio casero mientras no sepas con precisión qué tipo de veneno consumió y qué hacer, tienes que esperar las indicaciones del veterinario, para no empeorar la salud del gato.

Si identificas el tipo de veneno que ingirió el gato bengalí, tienes que proporcionar toda la información que tengas al veterinario, como por ejemplo el principio activo, el nombre de la sustancia, más o menos la cantidad ingerida y el tiempo que pudo haber pasado desde dicha ingesta.

Si la intoxicación fue producida por una sustancia oleosa o un polvo y está adherida en el pelo del felino, tienes que sacudirlo con un intenso cepillado o usar un producto para la limpieza de las manos que pueda retirar los residuos de la sustancia. Si no logras quitar la sustancia tóxica del pelaje, tienes que cortar el pedazo de pelo, pues es preferible eliminarlo de esta forma para que el gato no empeore o se contamine nuevamente.

Cuidados del veterinario

Los cuidados o el tratamiento del veterinario pueden variar de acuerdo a las causas que provocaron el envenenamiento y al estado de salud que presente el gato bengalí. Generalmente, se induce el vómito tratando así que el gato expulse el veneno ingerido.

En otras situaciones más graves o que registren complicaciones, se debe hacer un lavado estomacal.

Cómo prevenir el envenenamiento de nuestro gato

Existen dos formas generales de prevenir que nuestro gato leopardo pueda envenenarse, entre ellas se encuentran:

·        Cómo prevenir el envenenamiento en casa

En casa debemos mantener alejados del alcance del gato algunos medicamentos de uso humano, sustancias químicas, venenos para ratas o insectos, productos de limpieza, entre otros elementos que le puedan ocasionar intoxicación a nuestro felino.

·        Cómo prevenir el envenenamiento en el exterior de nuestra vivienda

En el exterior es más difícil proteger a nuestro gato del envenenamiento, pero si le gusta salir a pasear, trata de que coma su alimento en casa, aunque esto no te asegura que no comerá algo en la calle, es menos probable que lo haga, además, colócale un collar con la placa de identificación con tu nombre y número de teléfono.

Francisco Javier García García
Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)