El gato bengalí: Una buena mascota para los niños

El gato bengalí es considerado como una excelente mascota para los niños, pese a que generalmente no se conozca así, ya que las personas se confunden por su nombre y su genética con cruce salvaje. Quédate aquí si quieres saber por qué debes comprar un gato bengalí como mascota para tus hijos.

Hay quienes le temen y por lo general no están seguros si es un animal adecuado para convivir con los pequeños de la casa. Un gato de bengala es social y muy activo, puede convertirse en la opción ideal para aquellas familias que tienen niños y hasta perros que se la lleven bien con los gatos.

A los bengalíes les gusta jugar a buscar objetos y los trae como si fueran perros. Siempre están aprendiendo trucos con bastante facilidad, adoran la atención que les proporciona los niños cuando los tratan con respeto y educación.

Un gato leopardo cuenta con la suficiente inteligencia como para librarse de los niños muy pequeños, sin embargo, les encanta los infantes en edad escolar ya que compaginan con su nivel de curiosidad y energía.

Esta raza de gatos no se asusta con nada y pueden hacerse amigos de los perros si estos no les dan problemas. Por su naturaleza activa el gato bengalí tiene un gran instinto de presa, es por ello por lo que no se les puede tener confianza con animales pequeños como cobayas, conejos y hámster.

Una de las principales particularidades del gato de bengala con respecto a su comportamiento, es que es bastante juguetón. Aunque generalmente mantiene un carácter muy similar al del gato doméstico con relación a su docilidad, todavía presenta toques traviesos y salvajes que son característicos de sus predecesores asiáticos.

Debido a su carácter no agresivo, cariñoso y sociable, es una mascota adecuada para convivir con niños y por supuesto con otras mascotas, pues son gatos bastante adaptables.

Podemos decir que el gato bengalí es 100% doméstico

Pese a que es verdad que los gatos bengalíes resultan de la mezcla con un leopardo salvaje asiático, esto no quiere decir, que esta raza de gatos no sea doméstica y adecuada para la convivencia en una vida familiar.

El gato de bengala es considerado como una raza doméstica, ya que provienen de la cuarta generación hacia adelante de los leopardos asiáticos.

Luego de alcanzar la cuarta generación en adelante, los gatos bengalíes pudieron desarrollar las diversas cualidades y características que generalmente presentan todos los gatos domésticos.

Un ejemplo de ello es su cariñoso temperamento, su buen comportamiento y el indiscutible apego con sus dueños. No obstante, cuando se habla de generaciones llamadas fundadoras o tempranas, suelen presentar rasgos y un carácter un poco más salvaje.

Las denominadas generaciones tempranas son un tipo de mascotas tímidas y bastante nerviosas, no se pueden entrenar fácilmente y otros aspectos propios de los animales salvajes.

Si sientes miedo de que tu gato bengalí no sea doméstico, solamente tienes que estar seguro de que se trata de un leopardo proveniente de la cuarta generación en adelante.

Los bellos gatos de bengala son altamente domesticados, tal cual como sus parientes primos del reino de los felinos domésticos.

¿Cómo es el temperamento de los gatos bengalíes?

Uno de los aspectos más maravillosos que se puede aprender sobre los gatos bengalíes es lo inteligentes que pueden llegar a ser. Incluso, son una de las mejores razas de gatos en cuanto a inteligencia se refiere.

Esto representa bastante facilidad a la hora de su entrenamiento, de hecho, algunas personas aseguran que los gatos de bengala son muy parecidos a los perros, por la manera en que se pueden entrenar.

No existen muchas razas de gatos que permitan ser entrenados para realizar ciertas cosas que los bengalíes tienen la disponibilidad de aprender. Además, no tienen problemas en hacer saber a sus dueños lo que quieren o necesitan.

Para tratar de la mejor forma con un gato bengalí, debes entender lo que te quiere decir. Uno de sus entretenimientos preferidos es ronronear, lo cual es favorable para que sepas que está tratando de decir acerca de algo en particular. Esto agrega más encanto a la personalidad de los gatos leopardo.

Es esencial que los dueños les permitan a los gatos de bengala mantenerse activos, y conservar sus áreas propias y especiales que puedan sentirlas como suyas para jugar, hacer cosas y disfrutar de la diversión que los caracteriza. También deben tener acceso a sitios altos, pues les fascina saltar.

El gato bengalí seguirá a sus dueños por donde ellos vayan, tratando de esta forma de estar unidos a lo que hagan ellos. Les gusta disfrutar de las personas activas. No les agrada cuando los dejan fuera de acción.

Nunca estarán contentos de mantenerse sentados o acostados todo el día bajo el sol, ya que a los gatos de bengala no les gusta el sedentarismo. Esta raza de gatos adora a su familia humana y generalmente son más leales que otros gatos.

¿Está recomendado cómo mascota para los niños?

Si estás pensando en adquirir un gato bengalí y tiene hijos en casa, posiblemente se esté preguntando acerca de si esta raza de gatos se la lleva bien con los niños o no.

Pero no debe sentir temor por su exótico nombre, ya que esto no tiene nada que ver con la realidad de lo que estos gatos son. Cuando se introduce de forma suave un gato de bengala en la familia, lo más seguro es que tendrá una experiencia agradable.

Te puede llegar a sorprender de manera grata, cuando veas cuánto amará el gato bengalí a tus hijos. Una de las razones principales por la que esta raza de gatos es tan amable con los niños, es porque son similares a los bengalíes, ya que les encanta jugar como a ellos.

Conociendo todas estas características y particularidades sobre la personalidad de los gatos de bengala, perfectamente puedes tener uno en casa como mascota para los niños, ya que se compenetrarán de manera adecuada porque tanto tus hijos como el bengalí siempre estarán activos, jugando o saltando por todos lados de la casa.

Francisco Javier García García
Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)