Diferencias entre el gato de Bengala y Savannah

Las personas que son fanáticas o amantes de los felinos, saben que en el mundo hay una gran variedad de razas de gatos que son muy especiales, entre ellos están los Sphynx, los Ragdolls y otros conocidos. No obstante, existe dos especies particulares que en los últimos años se han vuelto muy famosos: el gato de bengala y el gato savannah. Ellos tienen algunas diferencias, pese a que a primera vista se vean similares.

En este post te mostraremos algunas de las diferencias existentes entre el gato de bengala y el savannah, con el fin de que conozcas sus particularidades específicas entre uno y otro, así podrás tomar la decisión correcta a la hora de adquirir la responsabilidad de llevar un felino de estos a casa.

Hibridación: El gato de Bengala y el gato Savannah son híbridos

El gato de bengala y el savannah resultan ser, en la realidad, muy distintos entre sí. Ambas razas de gatos resultan de la mezcla de un felino normal doméstico y un gato salvaje.

En ese sentido, las dos razas que estamos comparando son gatos netamente híbridos. En el caso del bengala, este es el resultado de un cruce entre un gato normal y un leopardo asiático; en cambio, la variedad savannah es una mezcla de un felino doméstico y un gato salvaje.

Hay muchas personas que creen que por tratarse de razas de gatos híbridos salvajes, los savannah y los de bengala son idénticos. Aunque tienen varios rasgos parecidos, sus linajes marcan diferencias significativas entre sus cualidades físicas. Estos caracteres son identificados inmediatamente por los dueños de gatos savannah o bengala.

Aquí podrás conocer más detalles de estas razas de gatos espectaculares.  También, se incluyen datos en común y ciertas diferencias que son la clave para distinguir a cada uno.

Cuál es el carácter de un gato de bengala y uno Savannah

Si quieres tener una de estas dos razas de gatos en casa, aprende un poco más sobre sus particularidades para que tomes la decisión acertada y puedas disfrutar al máximo de su compañía. Entre los aspectos que vamos a mencionar se encuentra el carácter:

Bengala: debido a su naturaleza salvaje, se tiende a creer que así es su carácter, pero no. Los felinos de bengala no son bruscos o ariscos, tampoco son solitarios, ya que se comportan de forma contraria. Son bastante cariñosos, ágiles, muy enérgicos, sagaces; les gusta mucho jugar y estar al aire libre.

Savannah: la raza de gatos savannah se caracterizan por ser juguetones, les gusta cazar y se mantienen activos constantemente. Pueden estar en compañía de otros animales sin ningún tipo de problema. Son trepadores por excelencia en sitios altos. Son felinos muy leales a sus dueños, socializan fácilmente con personas desconocidas y otras mascotas

También debes tener en cuenta que estos gatos son bastante inteligentes, razón por la cual, pudieran tener la capacidad de aprender ellos solos a abrir armarios o puertas.

Cuidados del gato de Bengala y el Savannah

Cuando adquieres un gato savannah o de bengala, lo ideal es saber acerca de los cuidados que deben dárseles a estos encantadores felinos y que podrás cumplir sin mayores contratiempos:

Bengala: hay que mantener una rutina para mantener cuidado y limpio el pelaje de un gato de bengala. Para lograrlo tienes que cepillar su pelo diariamente, pues esta raza de felino lo está mudando frecuentemente, es por ello que cepillarlo es la forma única de desaparecer los pelos que van sobrando.

Savannah: en el caso de los gatos de raza savannah el cuidado con su pelaje es más simple, ya que solo bastará con cepillarlo suavemente todos los días o cada dos días, así podrás mantener un pelo suave y saludable.

Salud de los gatos de Bengala y Savannah

La salud es un tema sumamente importante cuando se trata de las razas de felinos savannah y bengala. Conoce algunos tips para mantener bastante saludables a esta clase de mascotas:

Bengala: esta especie de gatos tiende a sufrir de enfermedades cardíacas, como por ejemplo la miocardiopatía hipertrófica, que generalmente aparece cuando estos felinos están mayores. Por otro lado, los gatos bengalíes jóvenes pueden llegar a sufrir de atrofia progresiva en la retina, la cual es una afección ocular que pudiera generar ceguera.

Igualmente, debes tener en cuenta que si en algún momento tu gato de bengala tiene que ser sometido a una cirugía de cualquier tipo, puede padecer de una alergia a la anestesia; en este sentido, debes estar muy alerta y consultar al veterinario ante cualquier inquietud.

Savannah: los gatos de raza savannah generalmente gozan de una salud excelente durante sus años de vida. Envejecen de la mejor manera y no tienen inclinaciones a patologías de ningún tipo en particular que estén directamente relacionadas con su especie.

La importancia del ejercicio en el gato de Bengala y el Savannah

Los ejercicios y la alimentación es otro aspecto fundamental en el cuidado de los gatos bengalíes y los savannah. Existen algunos puntos importantes acerca de la relevancia que tiene el hecho de que ejercites a estas dos razas de gatos, entre ellos podemos mencionar:

Bengala: por tratarse de una raza de gatos bastante activa, los felinos bengalíes requieren mayor cantidad de ejercicios físicos durante el día, mediante los cuales van liberando toda la energía que es una característica común en estos gatos.

En cuanto a la alimentación, a los gatos de bengala les gusta cualquier clase de comida, sin embargo, la recomendación es darles alimentos húmedos o secos de origen natural. Es fundamental que sepas que el trigo y el salmón no deben estar en la dieta de estos felinos, pues pudiera dañar el pelaje o generar desórdenes en su piel.

Savannah: aunque el gato savannah no requiere de tanta movilidad como el bengalí, también es relevante mantener una rutina de actividades que le permitan ejercitarse de vez en cuando. Además, le gusta andar por la casa con total libertad.

Con respecto a los alimentos que consumen los gatos savannah, los mismos deben ser de excelente calidad, esto con el propósito de garantizar un desarrollo y crecimiento adecuado.

Entre otros aspectos a considerar a la hora de comprar un gato de bengala o un savannah, se encuentra la adaptabilidad, ya que el bengalí se acopla mejor a cualquier tipo de cambios en su hábitat, mientras que a la raza de felino savannah le cuesta más adaptarse a ciertos cambios en las rutinas acostumbradas.

Otro punto a saber es la sociabilidad de estas razas de gatos, ya que el felino de bengala es bastante sociable en comparación con el savannah que es menos dado a la amabilidad. El gato bengalí está cómodo conociendo personas nuevas y le encanta que le presten atención.

Con relación a la convivencia con los más pequeños de la casa, la mejor sugerencia es que adquieras un gato de bengala, ya que es el más ideal para entenderse con ellos. El felino savannah no es tan idóneo para convivir con los niños.

Ya conociendo estos aspectos fundamentales puedes tomar la decisión correcta para comprar un gato, ya sea de bengala o savannah, según sean tus posibilidades de brindarle un ambiente óptimo de acuerdo a las características de cada raza.