¿Cómo son los gatos bengalíes como animales domésticos?

Tener un gato doméstico con las características físicas de uno salvaje es uno de los deseos de quienes aman a estas mascotas, tal como ocurre con el gato bengalí, que proviene del cruce de un gato silvestre con uno doméstico, por lo que tiene características que lo convierten en un hermoso ejemplar.

Estos felinos tienen la particularidad de que se comportan tal como otro gato doméstico, pero su nivel de inteligencia, su agilidad física y destreza en el agua los distingue de los demás. Esto quiere decir que su comportamiento es totalmente adaptable.

La personalidad del gato bengalí

El gato de bengala cuenta con una personalidad muy peculiar y encantadora, en vista de que son muy activos, juguetones y curiosos, por lo que requieren vivir en un entorno en el que puedan explorar bastante, en especial si se trata de una terraza o jardín con árboles, pues son excelentes trepadores.

Además, tienen la tendencia a amar la privacidad e higiene, por lo que su caja de arena debe estar siempre limpia y en un sitio no muy vistoso.

Otra de las características del gato bengalí que es encantadora es el hecho de que son muy sociables, tanto con los seres humanos como con otras mascotas, ya sean gatos o perros, pues se adaptan bastante bien a cualquier tipo de entorno.

Los gatos bengalíes son buenos animales domésticos

Gracias a esa personalidad tan particular, los gatos bengalíes son animales domésticos bastante buenos, por lo que representan una compañía muy agradable. Se diferencian de otras razas de gatos porque tienen una inteligencia bastante elevada, por lo que suelen razonar muy bien.

Esto quiere decir que un gato bengalí puede hacer algunas cosas que otro tipo de gato doméstico no haría; por ejemplo, abrir armarios, cajones, puertas, tirar de cadenas como la del inodoro, encontrar objetos de su agrado, esconder cosas, entre otras.

Suele gustarles subirse a lugares altos como muebles o armarios y lanzarse desde allí a otros niveles, por lo que es necesario considerar esto si en casa estos objetos tienen un valor muy elevado.

Para evitar este tipo de cosas, solo basta con garantizarles un espacio en el que puedan treparse, saltar, rascarse y escalar.

Les encanta seguir a sus dueños a todos los sitios

Los gatos bengalíes son cariñosos, por lo que suelen buscar siempre los mimos de sus cuidadores y propietarios, en especial cuando se han ausentado de casa por un largo tiempo o algunas horas.

Ese cariño lo demuestran siguiéndonos a todas partes cuando llegamos a casa; incluso cuando nos sentamos suelen subirse a nuestras piernas y dormir en nuestro regazo por un largo tiempo. También suele agradarles mucho dormir con su cuidador, así como buscarle juego durante un largo rato.

Si eres amante de los felinos, tienes tiempo para ellos y quieres un animal diferente, hermoso e inteligente, entonces el gato bengalí es la mejor opción con la que cuentas hoy en día, pues son compañeros de vida perfectos.

Y es que son muy juguetones, por lo que te recomendamos comprarle artículos y juguetes con los que puedas interactuar con él mientras se divierte corriendo y saltando para alcanzar un juguete, por ejemplo. Esto los hace aún más encantadores.

Emocionalmente más sensibles que el resto de los gatos domésticos

En vista de que el gato bengalí cuenta con un nivel de inteligencia bastante grande, suelen ser muy fáciles de entrenar, aunque esto también los hace un poco más sensibles a sus emociones y sentimientos, por lo que pueden desarrollar estrés, en especial cuando se encuentran en un hogar en el que no se sienten seguros.

Cuando un gato de esta raza se estresa comienza a tener comportamientos indebidos o indeseados, como consecuencia del estrés emocional que eso le genera. Esto obliga a sus cuidadores y propietarios a asegurarles un ambiente de armonía y tranquilidad, para que pueda desarrollarse a plenitud, sin miedos o frustraciones.

Por tanto, es indispensable que tengan juguetes interesantes con los que puedan divertirse, en especial cuando no estás en casa.  Eso sí, en cuanto regreses, tu gato bengalí buscará tu atención de inmediato, pues tienden a ser amorosos y leales con su cuidador.

Esto es algo que obliga a los cuidadores y propietarios de los felinos bengalís a dedicarles el tiempo que sea necesario para interactuar y jugar con ellos al menos una vez al día, pues aman compartir con los humanos que los cuidan y los protegen.

Son buenos compañeros de los perros

Una de las características más atractivas que tiene el gato bengalí es que es un excelente compañero de otras mascotas, tanto perros como gatos, algo que es una excelente ventaja porque por su naturaleza inquieta suelen aburrirse con facilidad, en especial cuando se quedan solos por mucho tiempo en casa.

Con la compañía de otra mascota se evita que el gato bengalí se estrese por sentirse solo y se comporte de manera inadecuada, pues siempre estará entretenido con sus compañeros.

Debes asegurarte de que tu gato de bengala sienta que lo cuidas y lo quieres, para que no desarrolle celos ante la presencia de otro animal en casa.

Si tienes un gato de esta raza y deseas proporcionarle compañía, lo mejor es que sea otro gato bengalí o uno cuya naturaleza sea igual de enérgica, pues así se mantendrán siempre jugando, sin que uno estrese al otro por sentirse cansado de tanto jugar.

Incluso un perro también es una buena compañía para un gato de bengala. Lo único que debe asegurarse en este caso es que el perro tolere bien la presencia del felino. Por supuesto, la mejor alternativa siempre será un perro enérgico, al que también le guste jugar bastante y explorar, pues esto lo convertirá en el mejor aliado del gato bengalí.

Por supuesto, es muy importante tener en cuenta que esa personalidad sociable de este tipo de mascota hace que siempre requiera de tu atención, pues aun cuando cuente con uno o varios compañeros felinos o caninos, cuando llegues a casa siempre buscará tus mimos y cariño.