Temperamento del gato bengalí

A muchas personas les gustan los felinos salvajes, es por ello que existe una gran variedad de razas de gatos domésticos que han sido cruzados para obtener  animales bastante parecidos a un leopardo, por ejemplo, pero con las características y el temperamento de una mascota doméstica.

Sin embargo, realmente ningún gato doméstico proveniente de los felinos salvajes posee dichas particularidades de salvajismo, solo se parecen bastante en el físico, razón por la cual, se pueden tener en casa como animales domésticos.

En el caso del gato bengalí, estas razas de gatos sí poseen sangre salvaje en su ADN. El origen de estos felinos es el resultado del cruce entre un leopardo de Asia y un gato doméstico común. A partir de allí, se realizaron otras mezclas con distintas razas.

Posterior a estas diversas mezclas con otras razas, se logró suavizar el temperamento del gato bengalí, no obstante, actualmente se mantienen algunos comportamientos que recuerdan al leopardo salvaje de su ascendencia.

Por esta razón, el también llamado gato de bengala no es recomendable para todas las personas. Debe vivir solamente con personas que tengan conocimientos sobre cómo educarlos y tratarlos, además, tienen que ser responsables por su comportamiento cuando sea necesario.

El gato de bengala heredó bastantes características de sus salvajes antepasados, tanto en conducta como en las semejanzas físicas. Para comenzar, es un gato más grande que la media general de un felino doméstico y tiene la belleza de un leopardo.

Con respecto al temperamento del gato bengalí, una de sus más resaltantes particularidades es el agrado que tiene por el agua, necesidad muy común en los felinos grandes. Lo anterior es posible que esté ligado a los hábitos de sus antepasados que nadaban para pescar el alimento y poder sobrevivir.

Es por ello, que este felino no se puede tratar como los demás gatos domésticos, ya que, si no es entendido, se condena a vivir una frustrante y triste vida, y no generará en la familia la relación amble y feliz que se desea con las mascotas.

¿Cómo es el carácter del gato bengalí?

En cuanto al carácter del gato de bengala, éste se define por una dualidad entre un salvaje animal y una macota doméstica. Es un gato bastante juguetón y activo, muy cariñoso y sociable por naturaleza, sin embargo, hay que recordar que conserva algunas características en su temperamento que evocan a un salvaje felino.

El gato bengalí es altamente hiperactivo y curioso, razón por la cual, se ubica en los primeros lugares si se compara con otras razas de gatos. Constantemente posee un instinto de búsqueda, descubrimiento y movimiento; pero esto no quiere decir que no sea una excelente mascota de compañía o que no forme una relación buena con sus dueños.

Por el contrario, los felinos bengalíes son bastante cercanos a los miembros de su familia, siempre están cerca de sus propietarios y los siguen por toda la casa; asimismo, exigen atención y cariño con mucha frecuencia.

Con el gato bengalí hay que tener en consideración que su socialización y educación debe ser exigente en comparación a otras razas de gatos, esto se debe hacer para que no surjan problemas en la conducta cuando el cachorro de bengala crezca.

En este sentido,  los pequeños gatos que son criados desde bebés con su entorno familiar, generalmente se llevarán bien con otros felinos; también con perros y otras mascotas, con quienes buscará jugar constantemente.

Debido a su descendencia salvaje, en algunas oportunidades el carácter de los gatos de bengala puede ser muy temperamental, sin embargo, no es algo que no se pueda controlar con un líder capacitado para guiarlo con fuerza.

También debes tener claro, que se trata de una raza de gato única que necesita de ciertos cuidados específicos, es por ello, que para que sea un felino equilibrado y feliz tienes que estar informado de cuáles son sus necesidades precisas y tener la disposición de cubrir cada una de ellas, así podrás disfrutar de su compañía y cariño en todo momento.

Francisco Javier García García
Últimas entradas de Francisco Javier García García (ver todo)