Beneficios de tener un gato bengalí en casa

Tener un gato es contar con una compañía única y excepcional, en especial cuando se trata de un gato bengalí, pues son mascotas muy agradables, independientes y requieren un cuidado muy preciso. Son bastante juguetones y una de sus fascinaciones es salir para poder explorar el entorno que los rodea.

La salud de las personas suele mejorar bastante cuando se tiene un gato en casa, en vista de que tienen varias características que los convierte en un compañero perfecto, tal como el hecho de que ayudan a aliviar el estrés, siempre buscan el contacto contigo y nos ayudan a obtener un mejor descanso.

Los beneficios de tener un gato en nuestra casa

Para que tengas una idea de lo beneficioso que es tener un gato de bengala como compañero, decidimos hacer un listado de las ventajas que representan para los seres humanos.

Ayudan a nuestra salud

Un gato bengalí, al igual que los de otras razas, tienen la particularidad de que ayudan a mejorar nuestra salud considerablemente, en vista de que su ronroneo, por ejemplo, estimula la adecuada circulación de la sangre, por lo que reducen los riesgos de sufrir algún tipo de ataque o enfermedad relacionada con el corazón y las arterias.

Incluso algunas investigaciones científicas demuestran que esta característica única de los gatos disminuye los problemas de presión arterial cuando el felino se acuesta en nuestro pecho con cierta frecuencia, mientras ronronea. Lo mejor de esto es que los gatos de bengala suelen ser muy cariñosos y buscar siempre el cariño de sus propietarios.

Otro beneficio para la salud que tienen los gatos es el hecho de que, si crecen con niños pequeños, éstos tendrán menos probabilidades de desarrollar alergias, así como problemas en el sistema respiratorio, pues fortalecen nuestro sistema inmunitario. Punto a favor del gato bengalí es que es considerado como hipoalergénico, pues su pelaje no es alérgeno.

La rutina es una de las características de todo gato, incluyendo el de raza bengalí, por lo que también estimulan los buenos hábitos y la disciplina en los pequeños, como la alimentación a la hora adecuada, por ejemplo.

Ahorraremos en el psicólogo

Cuando se sufre alguna pérdida de un ser querido que resulta muy dolorosa o se pasa por una situación de depresión por cualquier otro tipo de circunstancia, contar con un gato bengalí puede ser de mucha ayuda, pues estas mascotas son muy intuitivas que presienten cómo estamos a escala emocional y nos acompañan siempre.

Si bien se trata de un animal, la compañía de un gato de bengala suele ayudarnos a salir de estados depresivos, pues son muy cariñosos y con sus juegos y ocurrencias nos brindan momentos muy agradables, donde la risa se hace presente. Esto es muy beneficioso para sobrellevar un gran dolor que nos agobie.

Además, algunos estudios revelan que muchas personas que pasan por este tipo de situaciones tienden a hablar con sus mascotas, algo que facilita la expresión de los sentimientos frente a un ser que no juzga lo que sientes.

Aun cuando suelen ser tan independientes, los gatos como los bengalís tienden a demostrar un gran afecto por sus propietarios, lo que suele ser un gran alivio para quienes sobrellevan una carga emocional muy elevada.

Calman la ansiedad

La ansiedad es una sensación bastante angustiante para quien la padece, por lo que suele generar un poco de desespero, temblores y miedos que un gato como el de bengala puede ayudar a calmar. Esto se debe a que por lo general siempre están en completa armonía, transmitiendo de esa manera mucha tranquilidad a sus dueños.

Si tienes algún ataque de ansiedad, consentir a tu gato, dejar que ronronee sobre ti y sentir sus expresiones de cariño puede ser una especie de terapia agradable, por la que no tienes que pagar.

Pueden ayudar a los autistas a comunicarse

Los niños que tienen una condición de autismo o trastornos del espectro autista (TEA) suelen comunicarse y mejorar sus relaciones sociales si cuentan con la compañía de un gato como el bengalí, pues desarrollan una conexión única con su mascota, lo que le proporciona una sensación de seguridad bastante alta.

Como los gatos, por naturaleza, siempre están dispuestos a recibir mimos, resultan un aliciente para los niños con autismo, en vista de que los ayuda a salir un poco del mundo tan privado que poseen y adentrarse más o comunicarse mejor con el entorno que los rodea.

Esto también tiene mucho que ver con ese carácter tranquilo e independiente que tienen los gatos de cualquier raza, pues van a su propio ritmo, pero tienen la particularidad de comunicarse bastante bien con los seres humanos, que es un gran punto a su favor.

De hecho, los gatos, al igual que los perros, son utilizados con frecuencia en terapias para niños con diferentes condiciones como el autismo, pues les ayuda a manifestar, así sea en un porcentaje bajo, cierta conexión con su entorno.

Nos protegen frente a las depresiones

Sin duda alguna, el contacto y compañía frecuente de un gato como el bengalí nos ayuda a prevenir o afrontar las depresiones, gracias a que sus ocurrencias y acciones pueden ayudarnos a pasar momentos muy agradables que nos distraen de los pensamientos y las emociones negativas que suele generar esta condición.

Contrario a la creencia que existe de que los gatos no son muy sociables, en realidad la mayoría sí lo es, por lo que sus demostraciones de cariño y conexión con nosotros los convierte en una especie de terapia positiva para evitar car en una depresión y otras emociones negativas.

Eliminan la sensación de soledad

Esto es algo bastante obvio, pues la presencia de un gato en casa es la representación de una compañía frecuente. Ya sea que éste salga a explorar su entorno o no, por lo general la mayoría del tiempo se encuentran en casa, por lo que siempre están con nosotros, eliminando por completo la sensación de soledad.

Un gato como el bengalí tiene la tendencia a ser bastante sociable, por lo que suele buscar el cariño y mimos de sus propietarios. Si estás solo en casa con ellos, el tiempo que pueden dedicarse juntos es muy valioso, pues mientras se establece una conexión única entre ambos, tu salud mejora paulatinamente.

De hecho, algunos de estos felinos suelen buscar la forma de estar a tu lado mientras te encuentras en casa, por lo que tienden a perseguirte donde quiera que vayas y encontrar la mejor manera de sentarse o acostarse lo más cerca posible de ti. Sin duda alguna con una mascota así jamás te sentirás solo.

Te ayudan a combatir el insomnio

Los gatos poseen una particularidad muy atractiva. Y es que son muy tranquilos y pacientes, por lo que tienden a transmitir esa sensación a sus propietarios, en especial al dormir, por lo que ayudan a conciliar mejor el sueño y alcanzar el nivel de profundidad necesario para descansar como se requiere.

Algunos estudios científicos han demostrado que muchas personas suelen dormir mejor con un gato que solas. Incluso algunas han llegado a afirmar que tienden a sentirse mucho mejor cuando duermen con sus gatos que con su pareja.

De hecho, estas mascotas tienden a proporcionarnos una sensación de seguridad al dormir con nosotros, pues suelen estar alertas en todo momento, aun en los momentos en los que se quedan dormidos.

Además, cuando los gatos están próximos a conciliar el sueño tienden a ronronear. Si lo hacen cerca de nosotros obtendremos una sensación de relajación y tranquilidad que nos ayudará a conciliar el sueño de una forma más rápida y agradable.

Nos ayudan a vivir el momento

Una de las grandes ventajas que tienen los gatos bengalís es que suelen disfrutar al máximo los paseos al exterior, pues su naturaleza hace que les encante estar en contacto con elementos como árboles, rocas y agua.

Así que, si tienes un gato de bengala y quieres disfrutar junto a él algunas aventuras en el campo o la montaña, puedes hacerlo con total confianza, pues suelen acompañarte a todas partes y aprovechar contigo este tipo de momentos que son tan valiosos, pues nos sacan de la rutina y nos permiten entrar en contacto con la naturaleza.

Eso sí, como es una mascota siempre es bueno llevarlo con su collar y su correa donde quiera que vayas para asegurarte de que esté bien en todo momento. Incluso si te gusta viajar para conocer diversos lugares, un gato bengalí es tu mejor compañía, pues se adapta perfectamente a cualquier estancia y suele tener un comportamiento tranquilo al transportarlo.

Así que puedes vivir y disfrutar momentos increíbles con tu gato de bengala, quien te ayuda a vivir el momento de una forma más agradable, tanto en casa como a la hora de salir a la naturaleza.

Esto es gracias a que los gatos de esta raza tienen en sus genes un poco de gato silvestre, lo que les permite entrar en contacto con elementos naturales sin sentir miedo, tal como suele ocurrir con otras razas de felinos existentes en el mundo.