Alimentación del gato bengalí

Tener un gato bengalí en casa es una apuesta segura para contar con un compañero ideal, cariñoso y con un carácter juguetón y una curiosidad única que lo convierte en una de las mascotas más traviesas y divertidas del mundo, gracias a la combinación sus genes de gato leopardo asiático y felino doméstico.

Los cuidados y la alimentación que exige un gato de esta raza no suelen ser muy distintos a la de otros felinos domésticos, por lo que basta con garantizarle un pienso de buena calidad y agua, en vista de que gracias a su gran energía y actividad constante no suelen desarrollar problemas de sobrepeso u obesidad.

Necesidades físicas del gato bengalí

Como proviene de una mezcla entre un gato silvestre y uno doméstico, el gato bengalí tiene una serie de características únicas, tal como su pelaje y sus manchas, que dan la impresión de ser un gato salvaje. Además, es bastante musculoso y sus huesos son bastante ligeros, por lo que es un aventurero al 100%.

Debido a que tiene un cuerpo bastante atlético, una de las necesidades básicas de los gatos bengalí es contar con suficiente espacio físico, en el que pueda correr, saltar, trepar y retozar cuando quiera, pues esto le ayuda a drenar la energía propia de su genética.

Es por ello que te recomendamos tenerlo en un lugar en el que haya un amplio jardín, con árboles y otras superficies en las que el felino pueda montarse con total facilidad, pues su curiosidad también lo hace querer vigilar constantemente el lugar donde vive.

En lo que a higiene se refiere, esta raza de gatos no exige muchos cuidados tampoco, pues debido a que su pelaje es corto solo necesita se cepillado unas dos veces a la semana, a fin de retirarle el pelo muerto y así lograr que conserve el brillo natural de su pelaje. Esto se hace primero en dirección contraria al pelo y luego en la orientación original.

Exceptuando aquellas ocasiones en que sus actividades aventureras lo requieran, no es necesario que bañes a tu gato bengalí, pues suelen limpiar su cuerpo constantemente con su lengua áspera, lo que les permite conservar su pelaje bastante limpio. Por supuesto, en algunas ocasiones puede escaparse y llegar tan sucio que tendrás que darle una ducha

Los gatos bengalís generalmente producen mucho cerumen en sus oídos, por lo que te aconsejamos limpiar sus orejitas con frecuencia, usando para ello un líquido especial que te recomiende el veterinario, que se encarga de disolver esta sustancia y facilita su extracción de la cavidad auditiva del felino.

No uses en tu gato los bastoncitos de uso humano, en vista de que puedes ocasionarle algún daño en su oído, pues no son productos diseñados para utilizar en gatos.

Las uñas de esta raza de gato suelen crecer bastante, por lo que des cortarlas con cierta frecuencia, con el objetivo de garantizar que pueda apoyar sus patas con normalidad, evitando así posibles lesiones que puedan limitar los movimientos de tu gato. Además, esto te ayuda a prevenir posibles arañazos cuando juegas con tu mascota.

En relación con la salud bucal, es importante que revises con frecuencia la dentadura de tu gato de bengala. Incluso es muy importante acostumbrarlo a cepillar sus dientes para prevenir que se le acumule mucho sarro que luego te exija una profilaxis. Esto puedes hacerlo dos o tres veces a la semana para garantizar la adecuada limpieza bucal del gato.

También es relevante que mantengas tu gato bengalí vacunado y desparasitado adecuadamente, por lo que debes llevarlo al veterinario al menos una vez al año y seguir todas las recomendaciones que este profesional te haga para mantener a tu mascota totalmente saludable.

¿Cómo tengo que alimentar a mi gato bengalí?

A los gatos bengalíes suele gustarles una gran variedad de comida, principalmente aquella a base de carne o pescado, pues sus parientes silvestres suelen alimentarse de pequeños animales como aves, lagartos, insectos, entre otros. Sin embargo, lo adecuado es proporcionarles alimento concentrado.

Esto se debe principalmente a que el pienso para gatos está elaborado con una fórmula específica que garantiza su adecuada nutrición. La cantidad y el tipo de alimento que le proporcionas a tu gato bengala depende directamente de su edad, pues la dieta suele variar de acuerdo con las necesidades del felino.

¿Qué tipo de pienso debo dar a mi gato bengalí?

Cuando vayas a elegir el pienso para tu gato bengalí, asegúrate de optar por un producto que sea de alta gama, que posea menos de 1% de fósforo, así como lisina y taurina; este último es un nutriente esencial que evita el desarrollo de problemas urinarios en los gatos, que además protege su vista y su corazón.

Dentro de los diferentes tipos de pienso que existen en el mercado actual, los de la marca Purina suelen estar entre los mejores, en vista de que garantizan la nutrición balanceada que requiere el gato bengalí para su adecuado desarrollo y buena salud en general.